El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas y la Diputación de Pontevedra han unido fuerzas con la Ruta do Viño Rías Baixas, en una apuesta clara por el enoturismo en la provincia. Para ello ambas entidades han firmado un convenio de colaboración económico con la Ruta do Viño que permitirá mejorar la […]

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas y la Diputación de Pontevedra han unido fuerzas con la Ruta do Viño Rías Baixas, en una apuesta clara por el enoturismo en la provincia. Para ello ambas entidades han firmado un convenio de colaboración económico con la Ruta do Viño que permitirá mejorar la competitividad del sector vinícola en la Ruta así como su sostenibilidad económica y social. En el marco de estos convenios, que estarán vigentes en 2011 y podrán ser prorrogables, la Ruta trabajará en el incremento del nivel y el número de servicios que se ofrecen a turistas y visitantes.

El presidente de la Diputación, Rafael Louzán, incidió en la apuesta de este organismo por dos sectores claves para el desarrollo socioeconómico de la provincia como son el turístico y el vinícola. “La Diputacióna puesta claramente por un producto de primer nivel como es la Ruta, que se erige como un elemento dinamizador clave para la provincia y como una alternativa perfecta para el turismo de sol y playa”, explicaba Louzán.

Por su parte, el presidente del Consejo Regulador y de la Ruta do Viño Rías Baixas, José Ramón Meiriño destacó la ilusión con la que se está trabajando en este proyecto que “consideramos una forma de potenciar territorio y turismo, interior y costa”. Meiriño destacó que la firma de estos convenios supone un espaldarazo para la financiación de esta iniciativa enoturística y anuncio que próximamente podría ampliarse con más itinerarios.

Plan de Actuaciones 2011

La consecución de estos convenios hará posible la ejecución de un completo plan de actuaciones en el que se incluirán acciones como la señalización de la ruta y sus itinerarios; la distribución de material promocional; el incremento de la visibilidad de la Ruta entre los propios asociados; la modernización y desarrollo de un modelo turístico ambientalmente sostenible así como el fomento de la diversidad de la oferta turística y la diferenciación entre los socios.