Con motivo del Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo, que se celebra mañana miércoles, 9 de agosto, la Red de Pueblos Indígenas de la organización Slow Food ha puesto en marcha una campaña internacional para apoyar a las comunidades en la preservación de su patrimonio alimentario por un futuro común.

Y es que las comunidades de Pueblos Indígenas protegen una variedad extraordinaria de especies de plantas y animales, así como saberes, lenguas y alimentos tradicionales que están en riesgo de extinción. Por ello, bajo el lema Descoloniza tu Comida, esta campaña recién lanzada va perfectamente acorde con el tema elegido para celebrar este Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo 2023: los Jóvenes Indígenas como agentes del cambio para la autodeterminación.

“Históricamente, las capacidades, destrezas y conocimientos que aportamos a los sistemas alimentarios mundiales como mujeres y jóvenes indígenas se han invisibilizado. A los jóvenes, a menudo se les dice que no saben, que no tienen experiencia, que tienen que esperar a ser mayores para poder expresar sus opiniones, pero los que lo dicen se olvidan de que la juventud es una fuente de energía, de sueños, de nuevas capacidades y destrezas. Si nosotros, como jóvenes, también escuchamos con respeto y dignidad a nuestros mayores, juntos podemos crear miles de proyectos maravillosos que propongan soluciones para el cambio climático y la pérdida de la biodiversidad, porque nos complementamos los unos a los otros”, comenta Dali Nolasco Cruz, mujer Nahua y miembro de la Junta Internacional de Slow Food.

La colonización de alimentos indígenas

El 80 % de la biodiversidad es custodiada por los pueblos indígenas Estas comunidades también son protectoras de alimentos y saberes tradicionales. Sin embargo, su medio de vida está amenazado por el acaparamiento de tierras, las violaciones de los derechos de los pueblos indígenas, el cambio climático y las prácticas agrícolas insostenibles.

Pero además de estas causas visibles, hay una colonización menos evidente que se da a través de la comida: por un lado, las empresas buscan extraer conocimientos y alimentos indígenas sin consentimiento, reconocimiento o beneficio para las comunidades que los cocrean, y por otro lado la predominancia creciente de los alimentos industriales y globalizados está sustituyendo a los alimentos tradicionales y locales. Los medios de comunicación y las políticas públicas fomentan el consumo y la producción de estos alimentos, lo que lleva a inseguridad alimentaria, homogeneización de las dietas, y pérdida de sabores, saberes, celebraciones gastronómicas, economías locales y de las identidades alimentarias, afectando especialmente a las y los jóvenes indígenas.

Y, sin embargo, los alimentos autóctonos y tradicionales pueden desempeñar un papel importante en la lucha contra el hambre y la malnutrición: Las dietas y prácticas de producción biodiversas de las que hacen parte contribuyen a una vida sana y preservan los ecosistemas locales y los recursos medioambientales que pueden proteger contra las carencias de micronutrientes.

Resumen
Las comunidades de Pueblos Indígenas, contra la pérdida de biodiversidad
Título
Las comunidades de Pueblos Indígenas, contra la pérdida de biodiversidad
Descripción
Con motivo del Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo, que se celebra mañana miércoles, 9 de agosto, la Red de Pueblos Indígenas de la organización Slow Food ha puesto en marcha una campaña internacional para apoyar a las comunidades en la preservación de su patrimonio alimentario por un futuro común.
Autor