Para el conocido cocinero guipuzcoano Martín Berasategui, la alimentación es un sinónimo de placer y de disfrute, pero también hay que tener en cuenta que debemos alimentarnos correctamente para gozar de buena salud y sin dejar de lado los valores nutricionales.

Por ello, el chef con doce estrellas Michelin y colaborador de la marca Beko, considera que conocer cómo cocinar los alimentos para obtener resultados excelentes y a la vez saludables, es fundamental y que el horno es la forma de cocción que mejor conserva las propiedades de los productos, a diferencia de técnicas como el hervido en agua, donde los nutrientes se diluyen.

La cocción perfecta en horno, por Martín Berasategui

Y para conseguir una buena cocción en horno, sin olvidar el sabor, textura y equilibrio de nutrientes, las claves, según Martín Berasategui son:

Elegir la superficie correcta para el horneado. Es esencial considerar que los utensilios que se van a utilizar para el cocinado sean adecuados y resistentes al calor. Según el alimento que se vaya a cocinar, la elección del recipiente variará en función del resultado que se desee obtener. Las fuentes planas, en sustitución de las hondas, aportan una mayor superficie que facilita un horneado más rápido y homogéneo. En el caso de la repostería hay infinidad de moldes que varían en su forma, material o tamaño, lo más importante es elegir uno que tenga buena antiadherencia para garantizar un buen resultado final. En definitiva, hay que asegurar que el recipiente usado es apto para horno, para cocinar con todas las garantías.

La temperatura, la clave de la cocción. La temperatura es el ingrediente secreto que proporciona un correcto sabor y textura a cada alimento. Precalentar el horno 15 minutos antes de cocinar los ingredientes ayudará a que la cocción se produzca de forma homogénea por todo el producto. Cada receta precisará de unas indicaciones de temperatura distintas, aunque es preferible optar por una potencia más suave y una cocción prolongada para que los alimentos no se sequen. Además, a través de la incorporación de verduras, caldo, vino o agua, se conseguirá humedad dentro del horno y los alimentos desprenderán sus jugos.

Tener en cuenta el alimento que cocinamos. La mayor parte de los alimentos pueden ser cocinados en el horno, a veces directamente y otras sometidos a cocción previa. Este tipo de cocción juega con la ventaja de que mantiene en gran medida el sabor y las propiedades de cada producto, ya que no se necesita ni tanta grasa ni condimentos como otras técnicas culinarias. Sin embargo, es importante considerar el tipo de alimento que se está cocinando para prepararlo correctamente antes del horneado. Además, en función del producto que se trate, se colocará la bandeja en una zona u otra del horno. La parte más alta concentra la temperatura más elevada, perfecta para las cocciones rápidas o gratinadas, y las que necesitan más tiempo se deben colocar en la parte inferior.

Mantener el horno limpio para mejores resultados. Todos los aparatos eléctricos requieren de un cuidado y mantenimiento para que sean funcionales durante años. Mantener la estructura, tanto interior como exterior, del horno limpia garantizará un buen resultado con el paso de los usos. En este caso, es tan importante saber hacer un buen uso como ser conscientes de que el mantenimiento de éste juega un papel central en el resultado final del horneado.

Resumen
Las recomendaciones de Martín Berasategui para una cocción perfecta en horno
Título
Las recomendaciones de Martín Berasategui para una cocción perfecta en horno
Descripción
Para el conocido cocinero guipuzcoano Martín Berasategui, la alimentación es un sinónimo de placer y de disfrute, pero también hay que tener en cuenta que debemos alimentarnos correctamente para gozar de buena salud y sin dejar de lado los valores nutricionales.
Autor