El Certamen Internacional de Vinos de Montaña, celebrado el pasado mes de julio en la localidad italiana de Sarre, se ha convertido en referencia mundial para los vinos de montaña, vinos de bodegas asentadas en territorios cuyos viñedos se encuentren en altitud superior a los 500 metros, pendiente del terreno de más de un 30%, […]

El Certamen Internacional de Vinos de Montaña, celebrado el pasado mes de julio en la localidad italiana de Sarre, se ha convertido en referencia mundial para los vinos de montaña, vinos de bodegas asentadas en territorios cuyos viñedos se encuentren en altitud superior a los 500 metros, pendiente del terreno de más de un 30%, sistema de cultivo en terrazas o bancales y viticultura de las pequeñas islas.

En el caso de España, de cuyo territorio participaron vinos del Priorat, Canarias, Asturias y Ribeira Sacra, una bodega de esta última Denominación de Origen, Regina Viarum, logró alzarse por quinto año consecutivo con el Premio Especial Cervim (Centro de Investigación, Estudio, Salvaguarda, Coordinación y Valorización de la Viticultura de Montaña) como ‘Mejor bodega de España en vinos de montaña’.

Este reconocimiento se le entrega a la bodega de cada país que obtiene el mejor resultado, calculado de la suma de las puntuaciones más altas referidas a 3 vinos inscritos en 3 categorías diferentes.

En el caso de Bodegas Regina Viarum, sus cultivos se encuentran ubicados en bancales con una pendiente superior al 50%, donde las manos de hombres y mujeres son las que hacen todo el trabajo durante el año, ya que este espacio no permite ningún tipo de mecanización.

La edición 2013 del Certamen Internacional de Vinos de Montaña organizado por Cervim ha batido todos sus récords de participación con 648 vinos presentados, provenientes de 10 diferentes países.


{jathumbnail off}