La Unión Europea, así como el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) recomiendan a todos los ciudadanos contribuir al ahorro de energía durante todo el año haciendo un uso inteligente de la iluminación.

Un comportamiento responsable a la hora de prescindir de la iluminación artificial cuando no es necesaria y la utilización de tecnologías de ahorro en iluminación por aprovechamiento de la luz natural son claves para ahorrar en la iluminación de un establecimiento. Estas tecnologías, ampliamente experimentadas, consisten en fotocélulas o sensores de luz que apagan o regulan la iluminación artificial en función de la luz natural aportada a la zona, a través de ventanas o lucernarios.

Seguir determinadas pautas o hábitos en la iluminación de un establecimiento puede permitirnos, sin renunciar al confort, ahorrar hasta 100 euros al año, además de evitar emisiones contaminantes a la atmósfera.

10 claves de ahorro

  1. Aproveche la luz natural. La luz del sol es gratis.
  2. Olvidarse las luces encendidas cuesta caro. Cuando salga de un espacio no utilizado, apague la luz.
  3. Hay bombillas que gastan mucho menos que las incandescentes. Se denominan de bajo consumo o fluorescentes compactas y son ideales para puntos de luz con uso diario superior a las 3 horas. Ahorran hasta un 80%.
  4. También existe una alternativa más eficiente a las lámparas halógenas. Las lámparas LED pueden permitirle ahorrar hasta un 80% en el consumo de energía de ese punto de luz.
  5. La iluminación localizada es una buena idea. Contribuye además a crear ambientes más confortables y acogedores.
  6. Utilice colores claros para decorar su establecimiento. El ambiente es más luminoso y necesitará menos luces.
  7. Limpie con regularidad las fuentes de luz. La suciedad acumulada dificulta la correcta difusión.
  8. Utilice reguladores electrónicos de flujo para las halógenas. Permiten adecuar el nivel luminoso a una necesidad concreta.
  9. Acuérdese de los tubos fluorescentes. Especialmente indicados para baños, cocinas, trasteros y garajes.
  10. Instale detectores de presencia en las zonas de paso. Activan y desactivan automáticamente la luz.

La tecnología LED es el mayor avance en el campo de la iluminación desde que se inventó la luz. Las bombillas con este sistema duran hasta veinte años, se pueden usar en lámparas de diseños modernos y consumen muchísima menos energía que las bombillas  tradicionales. Una opción sostenible, práctica y funcional. Y mucho más en el caso de tratarse de una lámpara de leds con detección de presencia incorporado, que solo se activa cuando detecta una presencia.

Resumen
10 claves para ahorrar en la iluminación de un establecimiento
Título
10 claves para ahorrar en la iluminación de un establecimiento
Descripción
Seguir determinadas pautas o hábitos puede permitirnos, sin renunciar al confort, ahorrar hasta 100 euros al año, además de evitar emisiones contaminantes a la atmósfera.
Autor