España cuenta con una riqueza y diversidad de pueblos y villas envidiables y nada mejor que aprovechar las buenas temperaturas de la primavera para perderse por sus calles, disfrutar de su patrimonio artístico y cultural, así como de su cocina, o desconectar en un entorno único rodeados de naturaleza. Restaurante Pont Vell (Girona) La Guía […]

España cuenta con una riqueza y diversidad de pueblos y villas envidiables y nada mejor que aprovechar las buenas temperaturas de la primavera para perderse por sus calles, disfrutar de su patrimonio artístico y cultural, así como de su cocina, o desconectar en un entorno único rodeados de naturaleza.

Restaurante Pont Vell (Girona)

La Guía Repsol, que este año cumple 35 años apoyando el turismo y la gastronomía de calidad, ha seleccionado diez pueblos españoles que destacan por su originalidad y por ser el lugar perfecto donde disfrutar de una escapada inolvidable pero que, además, cuentan todos ellos con una parada gastronómica con soles Repsol o recomendada por la Guía.

Los destinos han sido elegidos por su encanto, sus rincones, que cautivan, su paisaje, su sabor y su gente. Se trata de villas con magia donde el viajero podrá respirar tranquilidad, recrearse en las huellas que la historia ha dejado en sus calles y degustar los sabores más arraigados que ofrece cada zona: Baeza (Jaén), Besalú (Girona), Cudillero (Asturias), Frías (Burgos), Hondarribia (Guipuzkoa), Morella (Castellón), Pedraza de la Sierra (Segovia), Ronda (Málaga), Toro (Zamora) y Trillo (Guadalajara). 

Baeza, Jaén. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, Baeza tiene un legado artístico inmenso. Ciudad de poetas por antonomasia donde Machado escribió gran parte de su obra literaria, guarda numerosos monumentos e iglesias de gran interés, como su catedral, su muralla o sus palacios renacentistas. El municipio, bañado por los ríos Guadalimar y Guadalquivir, alberga a su vez preciosos paisajes y caminos que guían hacia la Laguna y a parques naturales donde habitan miles de aves y fauna salvaje.

Guía Repsol recomienda una parada obligada para recuperar fuerzas en el restaurante Juanito, galardonado con un Sol de la Guía Repsol. Su aceite de oliva virgen de la almazara familiar es el éxito de su oferta.

Besalú, Girona. Una tierra colmada de historia y leyenda a la que se accede a través de un puente románico del siglo XII y que ofrece muchísimos rincones que recorrer. Besalú acoge un rico patrimonio medieval que se reconoce a través de sus empedradas calles y cuenta con importantes construcciones civiles, como el puente románico que cruza el cauce del río Fluvià, el edificio de la Cùria Real, donde se administraba justicia, o la residencia de los Cornellà. Es imprescindible perderse por las callejuelas del barrio de la judería y aprovechar para visitar los baños medievales, dedicados a las abluciones rituales hebreas.

En Besalú, Guía Repsol recomienda el restaurante Pont Vell, una casa del siglo XVII con un ubicación de lujo, a la orilla del río Fluvià y con vistas al puente románico.

Cudillero, Asturias. Conocido por su espíritu marinero, cuenta con un extenso y rico patrimonio cultural en el que destaca su extraordinario faro situado sobre un acantilado de más de 75 metros. Caracterizado por sus casas que descienden escalonadamente por la ladera hasta llegar al puerto, Cudillero esconde preciosos palacios e iglesias como el de El Pito o la Iglesia parroquial del mismo nombre. La naturaleza del lugar ofrece también hermosos paisajes y caminos que se pueden recorrer a pie o a caballo. Cabe destacar la Costa Occidental y la Turbera de Las Dueñas. Imprescindible visitar el palacio de los Selgas, considerado como el Versalles asturiano.

En Cudillero, la recomendación de Guía Repsol para degustar el pescado de la zona es el restaurante El Pescador.

Frías, Burgos. Un puente levadizo es el acceso a este pueblo en el que parece que el tiempo se detuvo hace muchos siglos. Situado en el Valle de Tobalina, Frías ofrece un extenso conjunto monumental en el que cabe destacar el extraordinario castillo, las iglesias de San Vicente y San Vítores, además del puente romano y medieval. Con el Río Ebro a sus pies, Frías cuenta con una privilegiada situación geográfica donde poder hacer excursiones por dos maravillosas comarcas burgalesas: La Bureba y Las Merindades.

Si además el viajero decide hacer una parada en Burgos, Casa Ojeda, galardonada con dos Soles Repsol, es sin duda el mejor referente de la ciudad por su calidad de producto y buena elaboración.

Hondarribia, Guipuzkoa. Combina la riqueza de su zona antigua amurallada (con el castillo de Carlos V) con lo animado del barrio de la Marina. A los pies del Monte Jaizkibel, bañada por el Mar Cantábrico y la Bahía de Txingudi, se ubica esta localidad que tiene un fácil acceso y hace frontera natural con Francia. La costa de Hondarribia ofrece un paisaje abrupto donde se forman impresionantes acantilados.

El restaurante Alameda, con dos Soles Repsol, tiene una oferta culinaria culta, refinada y sincera, basada en el mejor y más genuino producto. Además está situado en una histórica casa y cuenta con Gorka Txapartegi al frente de la cocina.

Morella, Castellón. La ciudad se erige a los pies de su castillo, donde íberos, celtas, griegos, romanos y árabes han dejado huella. Recorrer este privilegiado espacio y perderse entre sus calles porticadas, sus casas solariegas, sus mágicos rincones y su rico patrimonio cultural es una maravillosa experiencia para el viajero. Todo ello ha hecho a Morella merecedora de la declaración de Conjunto Histórico Artístico.

El restaurante Daluan, con un Sol Repsol, es una opción ideal para degustar la innovación de la cocina morellana, a manos de Avelino Ramón.

Pedraza de la Sierra, Segovia. Magníficas murallas, casas señoriales y palacios medievales de los siglos VIII y XV. En Pedraza de la Sierra es imprescindible dar un paseo por el Castillo de La Pedraza, la Iglesia de Santa María y la Plaza Mayor. La localidad está rodeada por pequeños montes cubiertos de enebros y sabinas.

Si el viajero se anima a acercarse a Segovia, es visita obligada pasar por el restaurante Casa Silvano-Maracaibo, galardonado con dos Soles Repsol. El pan, los aceites, las hortalizas y legumbres de la huerta, acompañados por la bodega con vinos de cosecha propia, son el broche de oro para una escapada inolvidable.

Ronda, Málaga. Uno de los Pueblos Blancos andaluces más destacables, que permanece dividido por el Tajo. La zona clásica, en el sur, deleita con sus reminiscencias árabes y trazado medieval, mientras que la Ronda más moderna se despliega hacia el norte. El municipio aporta maravillas arquitectónicas, como la plaza de toros, pero esta bella localidad enamora también por su entorno y sus gentes.

Guía Repsol recomienda el gastrobar Tragatapas, para disfrutar de raciones y tapas de corte moderno.

Toro, Zamora. Sobre una atalaya, a 739 metros de altitud, resiste imperturbable el paso del tiempo. La tranquilidad de esta villa que nace junto al Duero está bañada por el río que riega su fértil vega, donde se cultivan cereales, hortalizas y la vid del muy apreciado vino de Toro. Es obligatorio perderse por sus calles que siguen una estructura en forma de abanico y llegar a su centro, donde se encuentra la colegiata de Santa María la Mayor, del siglo XII. Por el camino, el viajero irá descubriendo por qué esta villa fue Declarada Conjunto Histórico Artístico.

La Guía Repsol recomienda el restaurante La Viuda Rica, en el centro de la ciudad, un local muy moderno con cocina a la vista.

Trillo, Guadalajara. Los rasgos indelebles de la comarca se marcan como cicatrices que resisten el paso del tiempo. Un entorno recio y austero, bañado por el paso de un joven y cristalino río Tajo. El viajero disfrutará de un cálido paseo por sus casas solariegas o por el Monasterio de Santa María de Óvila, fundado en el siglo XII.

En Sigüenza, otro pueblo de la comarca que esconde un gran atractivo, el visitante no debe evitar una parada en el restaurante El Doncel, galardonado con un Sol Repsol. Los hermanos Pérez mantienen en primera línea su agradable casona, centro gastronómico local con oferta sugestiva.


{jathumbnail off}