Acercar una exquisitez gastronómica a todo tipo de consumidores y facilitar el descubrimiento de un manjar que ofrece múltiples posibilidades culinarias es el objetivo que se ha planteado Caviar Nacarii, el caviar artesanal del Valle de Aran (Lleida), con el lanzamiento al mercado de un nuevo formato reducido, una lata de 10 gramos de caviar […]

Acercar una exquisitez gastronómica a todo tipo de consumidores y facilitar el descubrimiento de un manjar que ofrece múltiples posibilidades culinarias es el objetivo que se ha planteado Caviar Nacarii, el caviar artesanal del Valle de Aran (Lleida), con el lanzamiento al mercado de un nuevo formato reducido, una lata de 10 gramos de caviar al precio de 20 euros.

El nuevo envase contiene la cantidad ideal de producto para ser compartido y disfrutado entre dos personas, ya sea como aperitivo o añadiendo un toque de singularidad a determinados platos, especialmente de cara a las próximas fiestas navideñas.

El abanico de posibilidades a la hora de introducir el caviar en la cocina es amplísimo, pero también se puede optar por una degustación con maridaje que permita apreciar sus cualidades con los cinco sentidos. El caviar combina a la perfección con vino blanco seco, cava brut nature, champán o, para los más atrevidos, gin tonic e incluso con sake, la bebida japonesa por excelencia.

Un lujo de la época de los Zares

El consumo del caviar se remonta a la época de los Zares, pero no fue hasta la década de 1920 cuando llegó a Europa Occidental. Desde entonces ha sido considerado el “oro negro” de la gastronomía.

El caviar Nacarii procede de unos seleccionados ejemplares de esturión, originarios del Baikal siberiano y criados de forma natural y sostenible en las cristalinas aguas del río Garona, a 700 metros de altitud, lo que da como resultado un caviar de altísima calidad y transparencia de sabor. Su adaptación y desarrollo en cautividad ha resultado un éxito dando lugar a un caviar de excelentes cualidades.

Caviar Nacarii se propuso el objetivo de criar el esturión en las cristalinas aguas la cabecera del río Garona, en la zona baja todavía sobrevive una especie autóctona (Arcipenser Esturio). La especie elegida por Caviar Nacarii fue el “Arcipenser Baeri”, originario del Baikal siberiano.