La industria pesquera y los gobiernos deben intensificar de manera urgente sus esfuerzos en materia de cooperación, para garantizar la salud y productividad de nuestros océanos en el contexto del cambio climático. En el caso de la industria pesquera, ésta debe adaptarse a las graves consecuencias que se derivarán de este cambio, de modo que urge más que nunca seguir avanzando hasta conseguir que la gestión de la pesca sea sostenible.

Es la principal conclusión que se extrae de la respuesta que MSC —Marine Stewardship Council, una ONG que vela por los océanos y cuya certificación de pesca sostenible es de las más fiables y exigentes del mundo— ha dado al histórico informe que el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) ha publicado hoy sobre el cambio climático y cómo afecta a nuestros océanos —que se suma a las ya numerosas pruebas existentes en torno a las graves consecuencias que está teniendo sobre las economías, los negocios y las comunidades que dependen de la pesca para poder subsistir y alimentarse— ene l que se aportan pruebas sobre el desplazamiento que se está produciendo en la distribución de algunas especies marinas hacia otras zonas, situadas a centenares de kilómetros de distancia, y sobre los cambios sufridos en la estructura de determinados ecosistemas que, en su conjunto, van a suponer importantes alteraciones para la pesca.

MSC asegura en su respuesta al informe que, como ONG dedicada a velar por los océanos “es testigo de cómo todo esto está afectando incluso a algunas de las pesquerías mejor gestionadas, las cuales están teniendo dificultades para poder hacer frente a las fluctuaciones de las poblaciones de peces derivadas, en parte, del cambio climático”. Por ejemplo, el reciente descenso detectado en las poblaciones de bacalao del mar del Norte ha sido atribuido a que cada vez son menos los ejemplares de bacalao que alcanzan la madurez debido, en parte, al cambio climático. Estas alteraciones en la dinámica oceánica han afectado también a la distribución de las poblaciones de caballa del Atlántico Nororiental, empujándolas más hacia el norte en busca de aguas más frías y poniendo en serias dificultades la gestión conjunta de dichas poblaciones.

Gestión de pesca sostenible

“El informe del IPCC demuestra que actualmente urge más que nunca seguir avanzando hasta conseguir que la gestión de la pesca sea sostenible. Las pesquerías sostenibles que están bien gestionadas y que cuentan con sistemas de seguimiento, regulación y gestión, son más resilientes y capaces de adaptarse al cambio climático. Sin embargo, a los gobiernos y autoridades en materia de pesca de todo el mundo, les está costando un gran esfuerzo consensuar un acuerdo sobre cómo gestionar los recursos del mar, teniendo en cuenta la nueva realidad del cambio climático. No es fácil adoptar un enfoque preventivo y tener que fijar cuotas y cambiar los métodos de pesca para incorporar las recomendaciones científicas y los cambios de orientación en los patrones migratorios de las especies, pero si queremos seguir disfrutando de productos pesqueros en abundancia y conservar la vida marina, debe hacerse. Las pesquerías que cumplen con los estándares internacionales de MSC en materia de sostenibilidad y que representan el 15% de las capturas mundiales, son una prueba de que esto se puede lograr. Estas pesquerías han conseguido equilibrar sus prioridades económicas y medioambientales para proteger nuestros océanos y suministros de productos pesqueros. Sin embargo, el cambio climático amenaza con desestabilizar sus esfuerzos si no reaccionamos y conseguimos un consenso internacional”, explica Hans Nieuwenhuis, director regional de MSC para el norte de Europa.

Informe del IPCC sobre el océano y la criosfera

El informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) publicado hoy miércoles, titulado El océano y la criosfera en un clima cambiante, cuenta con aportaciones de más de un centenar de científicos de más de treinta países y ayuda a entender mejor los numerosos indicios existentes que demuestran que la industria pesquera debe adaptarse al cambio climático para poder proteger el suministro de productos pesqueros de cara al futuro.

Resumen
"Ante las graves consecuencias del cambio climático, urge una gestión de pesca sostenible"
Título
"Ante las graves consecuencias del cambio climático, urge una gestión de pesca sostenible"
Descripción
La industria pesquera y los gobiernos deben intensificar de manera urgente sus esfuerzos en materia de cooperación, para garantizar la salud y productividad de nuestros océanos en el contexto del cambio climático.
Autor