El Gobierno de España ha exigido al Gobierno francés el cese de los recientes ataques a los camiones españoles que circulan por territorio de ese país, como ha acontecido en Nimes donde se ha tirado la carga de seis camiones españoles que transportaban frutas y hortalizas, reclamando la condena por parte de las autoridades francesas […]

El Gobierno de España ha exigido al Gobierno francés el cese de los recientes ataques a los camiones españoles que circulan por territorio de ese país, como ha acontecido en Nimes donde se ha tirado la carga de seis camiones españoles que transportaban frutas y hortalizas, reclamando la condena por parte de las autoridades francesas ante ese tipo de actuaciones y la defensa de la libre circulación de mercancías en el marco de un mercado único.

En esta ocasión, el incidente se produjo en el peaje de Gallargues, entre Montpellier y Nimes. Los agricultores galos, movilizados desde hace varias semanas en protesta por la caída de precios del sector, lanzaron el pasadio martes a la calzada la carga de seis camiones de frutas y hortalizas procedentes de España “ante la inacción de las autoridades francesas y de la gendarmería”, según denuncian fuentes presenciales.

España manifiesta su preocupación ante estas actuaciones recordando a las autoridades francesas que están obligadas por el Derecho de la UE sobre el principio de libertad de circulación de bienes, a garantizar el libre tránsito y la remoción inmediata de cualquier obstáculo.

Rosa Aguilar trasladará la denuncia a través de Exteriores

La Ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, ya ha realizado también gestiones con los productores españoles, con la Generalitat de Cataluña, así como con la Ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jimenez y su Secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, con objeto de trasladar la denuncia a los servicios competentes de la Comisión Europea, ante estos hechos que vulneran la normativa comunitaria, para que actúe en consecuencia garantizando la libre circulación de mercancías entre los Estados miembros.