El consumo de Torta del Casar en formato pequeño ha aumentado en la última campaña más de un 22% con respecto al año anterior. Los formatos grandes con los que tradicionalmente conocemos este queso bajan su consumo, mientras que el pequeño —de alrededor de 350 gramos— crece imparablemente desde hace unos años.

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Torta del Casar ha presentado los datos correspondientes a 2016, una campaña en la que se certificaron 294.371 kilos de queso, de un total de 371.050 kilos producidos. El número de unidades ha aumentado más de un 3% respecto a 2015, alcanzándose las 537.295, y consiguiendo una facturación de 4.795.058 euros. El ejercicio se cerró con 29 ganaderías inscritas, 16.900 cabezas de ganado y 7 industrias en producción certificada.

“Desde el punto de vista del sector suministrador de leche, 2016 ha sido un año de ajustes, con algunas ganaderías que han disminuido sus ovejas, pero con la incorporación de pequeñas explotaciones cuyos titulares venían del vacuno. Era uno de los objetivos planteados, no perder puestos de trabajo en la zona DOP y aprovechar la experiencia de estos ganaderos. Por otra parte, la producción de leche destinada a las queserías ha sido similar a la de 2015, siendo sin embargo mayor el índice de transformación en Torta del Casar (86,86% frente al 83,90%) lo que nos indica un buen grado de ajuste entre oferta y demanda”, comenta el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Torta del Casar, Ángel Juan Pacheco.

La Torta del Casar por formatos

Por formatos de Torta del Casar comercializados, continúa la tendencia de los mercados a demandar menos los formatos de mayor tamaño, manteniéndose el crecimiento del formato pequeño —de alrededor de 350 gramos—, pasando de 263.056 unidades en 2015 a 323.157 unidades en 2016.

“Continúa el imparable crecimiento del formato pequeño, que ha aumentado más de un 22% respecto a 2015, en tanto los otros dos formatos acumulan descensos en este período. Es una tendencia de los mercados en general que, si bien permite llegar a más consumidores y por tanto ampliar los mercados, supone para las queserías un trabajo añadido en control de calidad, ya que los formatos pequeños requieren mucha más atención que los formatos grandes”, detalla Javier Muñoz, director del Consejo Regulador.

Distribución de las ventas

En cuanto a la distribución de las ventas de Torta del Casar, la proporción comercializada en el territorio nacional sigue siendo mayoritaria, con un 96,5% frente a poco más del 3% de ventas en el exterior.

El mercado nacional, con 284.270 kilos, se ha distribuido de la siguiente forma: 109.528 kilos en Extremadura (un 38,5% de las ventas españolas), en la Comunidad de Madrid, 83.004 kilos (más del 29%), en Cataluña y la Comunidad Valenciana 51.985 (más de un 18%), en Andalucía 15.257 (más de un 5%), en el País Vasco y Galicia 13.925 (casi un 5%), y en el resto de España 10.570 kilos (más de un 3%). Una distribución de las ventas ha variado algo respecto a 2015, con aumentos en Extremadura, Madrid y arco Mediterráneo, las zonas históricas de mayor venta.

Respecto a las exportaciones, habiéndose comercializado en mercados exteriores un 5% más que en 2015, el 70,96% se vendió en Europa, en el área de Estados Unidos, Canadá y Latinoamérica se vendió el 22,07%, y el restante 6,97%, en otras zonas del mundo. “La exportación es compleja, por las características de la Torta del Casar, y porque el consumidor no conoce cómo se debe abrir el queso. De todas formas, este año se han abierto nuevas áreas de distribución, especialmente en Medio Oriente, un mercado muy interesante si se logra consolidar a medio plazo”, explica Javier Muñoz.

Resumen
Título
La Torta del Casar pequeña, un formato que triunfa
Descripción
El consumo de Torta del Casar de formato pequeño ha aumentado más de un 22% con respecto al año anterior, y bajan los formatos grandes con los que tradicionalmente conocemos este queso.
Autor