La anguila, un producto autóctono del Delta del Ebro que ha sido el ingrediente principal de numerosos platos tradicionales, se está convirtiendo actualmente en un producto imprescindible para muchos chefs de renombre y restaurantes de moda en todo el país por su versatilidad para usarla en platos creativos e innovadores y por su intenso sabor.

Se trata de un pescado azul graso, de piel viscosa y un aspecto similar al de una serpiente. Al contrario que el salmón, nacen en el mar y migran hacia los ríos, donde crecen hasta alcanzar la edad adulta. En la madurez vuelven al lugar que les vio nacer, el mar de los Sagarzos, para reproducirse. Hasta no hace muchos años, en los ríos españoles abundaban las anguilas. Pero debido a las sequías y la proliferación de embalses y presas, cada vez son menos las zonas de pesca, siendo el Delta del Ebro una de las más importantes de España.

Cuando la anguila abundaba, era un pescado muy apreciado, “un manjar de agua dulce”, y era común encontrarlo en la cocina típica, especialmente en los guisos tradicionales. Hoy en día la realidad de las anguilas en España ha cambiado mucho: pocos son los lugares de captura y su valor se ha multiplicado. Este pescado se ha convertido en un ingrediente muy cotizado en la alta cocina nacional e internacional y los muchos chefs están usándolo en nuevas creaciones y reformulando los platos típicos, gracias a su versatilidad e intenso sabor, que dan lugar a propuestas como estos Sándwich de anguila ahumada, rúcula y cottage, una receta ofrecida por Angulas Roset, empresa ubicada precisamente en el Delta del Ebro y en la que tres generaciones llevan trabajando anguilas y angulas de la misma forma artesanal desde hace más de cincuenta años.

Bocaditos de anguila ahumada, rúcula y queso cottage

INGREDIENTES

  • 100 g de anguila desmigada Roset
  • Panecillos de Viena
  • 100 g de rúcula fresca
  • 50 g de queso cottage
  • ¼ de pepino
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

ELABORACIÓN

Cortamos los panecillos de Viena por la mitad y los colocamos a templar en el horno, previamente precalentado a 180 ºC, durante unos 5-7 min.

Mientras, lavamos y preparamos la rúcula fresca, y cortamos el pepino en rodajas.

Cuando estén, retiramos los panecillos del horno y montamos los bocaditos colocando en primer lugar una capa de queso cottage, después, dos rodajas de pepino, un poco de rúcula, un chorrito de aceite, sal y pimienta y, finalmente, la anguila ahumada desmigada. Tapamos con el medio pan, y listo.

Bocaditos de anguila ahumada, rúcula y queso cottage
77%Nota Final
Puntuación de los lectores 1 Voto
80%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Bocaditos de anguila ahumada, rúcula y queso cottage
Publicado el...