Aunque parece que ya nos hemos acostumbrado a ver en el mercado una serie de frutas que tradicionalmente no asociamos a la época en que estamos, dando por supuesto –en lugar de sorprendernos- que su procedencia será de invernadero, cultivo intensivo o importación de otros países con climas diferentes a los nuestros, las frutas, en […]

Aunque parece que ya nos hemos acostumbrado a ver en el mercado una serie de frutas que tradicionalmente no asociamos a la época en que estamos, dando por supuesto –en lugar de sorprendernos- que su procedencia será de invernadero, cultivo intensivo o importación de otros países con climas diferentes a los nuestros, las frutas, en su cultivo natural y en nuestras latitudes, siguen teniendo unas fechas lógicas de recolección y por tanto su época ideal para el consumo, un dato que nunca viene mal recordar.

 

Además, el consumo de estos productos en su estación tiene muchas ventajas: menor precio, mejor calidad, el consumo se hace cuando están más frescas y se le saca el mayor partido a tanto a sus propiedades culinarias como nutritivas.

 

 

Aguacate: junio, julio, agosto, septiembre, octubre                                                                                        Albaricoque: mayo, junio, julio, agosto
Breva: junio, julio
Cereza: mayo, junio, julio
Chirimoya: octubre, noviembre, diciembre
Ciruela: junio, julio, agosto
Frambuesa: junio, julio, agosto
Fresa/Fresón: febrero, marzo, abril, mayo
Granada: octubre, noviembre, diciembre
Higo: junio, julio, agosto
Kiwi: enero, febrero, marzo, octubre, noviembre, diciembre
Limón: enero, febrero, marzo, abril, mayo, noviembre, diciembre
Mandarina: enero, febrero, marzo, noviembre, diciembre
Mango: agosto, septiembre, octubre, noviembre
Manzana: enero, agosto, septiembre, octubre, noviembre, diciembre
Melocotón: mayo, junio, julio, agosto, septiembre
Melón: junio, julio, agosto, septiembre
Membrillo: agosto, septiembre
Naranja: enero, febrero, marzo, abril, noviembre, diciembre
Nectarina: mayo, junio, julio, agosto, septiembre
Níspero: abril, mayo
Paraguaya: julio, agosto
Pera: julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre
Plátano: todo el año, desde enero hasta diciembre
Pomelo: enero, febrero, marzo, abril, diciembre
Sandía: junio, julio, agosto
Uva: septiembre, octubre, noviembre, diciembre

{jathumbnail off}