Con motivo del Aniversario de la Fundación del Monasterio de San Pedro de Villanueva en Cangas de Onís en el año 746, el Parador ubicado en sus muros ha desarrollado toda una serie de actividades para su conmemoración, para concluir en una tradicional cena monacal.

Una cena monacal que, como a la antigua usanza, se desarrollará en mesa única, montada como marca la regla de San Benito, y en la que el equipo de restauración del Parador de Cangas de Onís liderado por la chef Azucena Sánchez han creado un menú monacal, rescatando las recetas y las tradiciones benedictinas.

La cena será armonizada con cervezas de abadía presentadas por un experto y amenizada con las lecturas en directo de la regla de San Benito y de cantos gregorianos. Previamente a la cena se hará una visita guiada a esta antigua Abadía y habrá una sorpresa musical durante la tarde.

El menú

Aperitivos

  • Dado de salmón caramelizado con salsa suave de raíz de regaliz
  • Croquetitas monacales del compango de la fabada

Entrantes

  • Tradicional sopa de trucha con birrete de obispo

Pescado

  • Taco de Bacalao confitado al estilo benedictino

Postres

  • Arroz con Leche
  • Frisuelos con compota de manzana y miel de Picos
  • Quesada tradicional

La cita es el próximo sábado 20 de febrero y el precio, 43 euros (IVA incluido), con bebidas y bodegas incluidas en el menú.

Un antiguo monasterio

A orillas del río Sella y rodeado de los espectaculares Picos de Europa, en un paraje de belleza inigualable, se ubica el Parador de Cangas de Onís. El hotel es el antiguo Monasterio de San Pedro de Villanueva, un precioso edificio con espectaculares estancias de piedra y madera decoradas de forma elegante, cálida y tradicional. Los salones y el jardín al lado del río conforman un entorno ideal para una oferta gastronómica que lleva sello asturiano y se caracteriza por la calidad del producto de la zona y los guiños a la cocina monástica.

El Parador está a dos kilómetros de Cangas de Onís y es un punto de partida ideal para visitar Los Picos de Europa —declarado Parque Nacional en 1918 por Alfonso XIII, el primer espacio protegido del país—, el Santuario y los lagos de Covadonga, e incluso encantadores pueblos costeros como Llanes o Ribadesella.

Un entorno en el que hay mucho más que paisaje, hay siglos de historia escritos en los pueblos, en los valles, en las iglesias, en las cabañas de los puertos y en sus caminos. En 2003 la Unesco aprobó la propuesta que lo convierte en Reserva de la Biosfera.

Resumen
Evento
Cena monacal
Localización
Parador de Cangas de Onís,Asturias,
Empieza
02/20/2016
Acaba
02/20/2016