La organización independiente British Standards Institution (BSI) hizo entrega ayer del certificado de Gestión de Calidad ISO 9001 a la Nueva Rula de Avilés en la Autoridad Portuaria de la ciudad asturiana. A través de esta certificación se otorga a la sociedad para la explotación y administración de la lonja pesquera del puerto de Avilés […]

La organización independiente British Standards Institution (BSI) hizo entrega ayer del certificado de Gestión de Calidad ISO 9001 a la Nueva Rula de Avilés en la Autoridad Portuaria de la ciudad asturiana. A través de esta certificación se otorga a la sociedad para la explotación y administración de la lonja pesquera del puerto de Avilés un sello que avala la implantación y el desarrollo de un sistema de gestión eficaz conforme a la ISO 9001, uno de los estándares de calidad más sólidos del mundo.

Nueva Rula de Avilés, que recibe este certificado con un alcance sobre su área de venta de pescado fresco, ya cuenta con otras certificaciones de BSI, como la ISO 50001 de Gestión de la Energía, con lo que a través de este certificado la sociedad ratifica su compromiso por cumplir con los estándares internacionales de gestión.

¿Qué supone el certificado ISO 9001?

A toda organización le gustaría mejorar el modo en que opera, tanto si esto supone aumentar su participación en el mercado, reducir sus costes, gestionar los riesgos con mayor eficacia o mejorar la satisfacción de los clientes, y un sistema de gestión de calidad eficaz proporciona el marco necesario para el control y la mejora de este rendimiento en cualquier área de la compañía.

En este sentido, ISO 9001 es, con diferencia, uno de los marcos de calidad más sólidos del mundo. En la actualidad, casi un millón de organizaciones de 161 países desarrollan las pautas y prácticas que establece este estándar a través de la implantación y certificación del sistema de gestión de calidad de este estándar.

ISO 9001 es una norma adecuada para cualquier organización que busque mejorar su modo de funcionamiento y gestión, independientemente de su tamaño o sector. El estándar permite comprender los procesos de entrega de productos y prestación de servicios a los clientes, con lo que ayuda a poner de manifiesto lo mejor de una organización, facilitando el alcance del éxito a través de una mejora continua de los procesos, una mayor satisfacción del cliente y una mayor motivación de los empleados.

Además, ISO 9001 se ha concebido para ser compatible con otras normas de gestión, como la OHSAS 18001 de salud y seguridad en el trabajo o la ISO 14001 de medio ambiente, con lo que admite un sistema de gestión integrado.

Los beneficios de la norma

ISO 9001 proporciona a las organizaciones beneficios como la mejora de la racionalización de los procesos operativos y la reducción de sus residuos, la mejora del rendimiento empresarial y la gestión de riesgos y la mejora, por tanto, de la eficiencia, facilitando el aumento de las ventas, un mayor retorno de la inversión, una mayor rentabilidad y/o mejores ventajas competitivas.

Asimismo, este estándar de Gestión de Calidad puede atraer a inversores, mejorar la reputación de la marca, la satisfacción de los clientes e incluso lograr una mayor implicación por parte de los empleados al fomentar la comunicación interna en la organización.

{jathumbnail off}