Cócteles como el ‘Moonshine’, el ‘Negriño’ o ‘Camino a La Toja’, y maridajes como una ‘Jibia en tempura de Aguardiente de Orujo de Galicia con perlas de Quinoa, tomate confitado y brotes’, o un ‘Mouse cremoso de mascarpone con Miel de Galicia Licor Café y petazetas de chocolate’, son algunos de las nuevas propuestas con Aguardientes y Licores Tradicionales de Galicia.

Medio centenar de personas participaron el pasado jueves en la jornada de degustación y maridaje del Consejo Regulador de las Indicaciones Geográficas (CRIIGG) Aguardientes y Licores Tradicionales de Galicia celebrada en el Casino La Toja. Una cita en la que, bajo el lema Eu, de etiqueta, se trataba de sensibilizar al público sobre la importancia de la contraetiqueta para tener constancia del origen y control de un producto, en este caso los Aguardientes y Licores de Galicia, así como la etiqueta para saber que no es un destilado fraudulento.

La destiladora Sonia Otero inició la cata ciega planteada a los asistentes con un plato con diferentes hierbas, con el objetivo de agudizar el sentido del olfato e identificar alguno de los olores. Luego propuso a los asistentes convertirse en jueces durante una hora del Concurso de Aguardientes y Licores Tradicionales de Galicia. Para ello se cataron los destilados gallegos —tres aguardientes de orujo, dos licores de hierbas y dos licores de café— ganadores de la edición de 2016, y el jurado allí reunido eligió los Potes de Ouro y de Prata de las diferentes categorías: “La idea es por un momento ponerse en la piel de los catadores y ver lo difícil de su labor” explicaba Sonia Otero.

Además, para demostrar la importancia de la temperatura y la copa en el consumo de los destilados gallegos, Otero propuso catar los mismos destilados en la copa tulipa, adecuada para este tipo de productos y utilizada por el Consejo Regulador, a una temperatura de frigorífico y, también, en vaso de chupitos a temperatura de congelador. Con esta práctica los participantes pudieron comprobar la pérdida de aromas y de gusto en su paso por boca de los destilados servidos en chupitos: “Los aguardientes y licores tienen vida propia cuando los metemos en el congelador los estamos desestructurado. Nunca se deben meter en el congelador, como máximo en frigorífico y, preferentemente, en una nevera específica de vinos” aconsejó Sonia Otero.

Cócteles y maridajes

Para trasladar las múltiples posibilidades culinarias de los Aguardientes y Licores Tradicionales de Galicia, el chef del Casino La Toja, Mark Wernink, elaboró una Jibia en tempura de Aguardiente de Orujo de Galicia con perlas de Quinoa, tomate confitado y brotes, y su compañero Francisco Castro, chef del Gran Hotel de la Toja, propuso un Mouse cremoso de mascarpone con Miel de Galicia Licor Café y petazetas de chocolate. Y para mostrar el gran potencial de estos productos, Paco Pajares, barman del Casino de la Toja, habló de la situación clandestina en la que viven algunos destilados gallegos y, para ello se trasladó al período de 1920-1933 cuando la Ley Seca de Estados Unidos provocó la distribución de licores clandestinos, conocidos como Moonshine, y preparó el primer cóctel, llamado Negriño. Su compañero, el barman Diego García, siguiendo con esta temática se acercó a los Speakeasy —locales clandestinos de La Ley Seca— y a su reinvención en este siglo, además de preparar un cóctel típico de esa época, cuyo recipiente era una tetera. A continuación, el campeón gallego de Coctelería 2016, Xaime Rodríguez, utilizó el Orujo de Galicia para hacer un guiño a la queimada a través de una presentación espectacular, con humo incluido, a la que bautizó como Camino a la Toja.

Resumen
Título
Cócteles y maridajes con aguardientes y licores tradicionales de Galicia
Descripción
Jibia en tempura de Aguardiente de Orujo de Galicia con perlas de Quinoa, tomate confitado y brotes, un Mouse cremoso de mascarpone con Miel de Galicia Licor Café y petazetas de chocolate...
Autor