Los diferentes partidos y agentes políticos y económicos comenzar a reaccionar ante la crisis de los pepinos creada por las acusaciones alemanas asociando un brote epidémico en su país que ya ha causado 15 muertos y más de 1.400 afectados a unas remesas de pepinos procedentes de Almería y Málaga. Por su parte, el  PP […]

Los diferentes partidos y agentes políticos y económicos comenzar a reaccionar ante la crisis de los pepinos creada por las acusaciones alemanas asociando un brote epidémico en su país que ya ha causado 15 muertos y más de 1.400 afectados a unas remesas de pepinos procedentes de Almería y Málaga.

Por su parte, el  PP ha subrayado que la crisis desatada y la decisión de varios países de frenar las importaciones de productos hortofrutícolas españoles “se achaca en mucho a la debilidad del Gobierno español”, por lo que ofrece su “fortaleza” parlamentaria a Ejecutivo para reclamar compensaciones oficiales a los agricultores españoles afectados.

La portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que aunque “no es momento de pedir explicaciones sino de centrar el trabajo de todos en la defensa de un sector que atraviesa uno de los momentos más críticos para su presente y su futuro”, pide al Gobierno español que se centre en la gestión de la crisis del pepino que puede tener “efectos muy perjudiciales” en el sector agrario español.

El PP quiere que se intensifique el esfuerzo diplomático

Para ello ha reclamado la intensificación del esfuerzo diplomático conjunto de los Ministerios de Asuntos Exteriores, Sanidad y Medio Rural, así como que se multiplique  el esfuerzo ante la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria para determinar el origen de la bacteria y que se realice una campaña, financiada con fondos europeo, en defensa de la calidad de productos hortofrutícolas españoles.

Por otro lado, el secretario general del CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, ha pedido al presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, que lidere la solución de la crisis del pepino, ya que según sus datos están en peligro alrededor de 70.000 puestos de trabajo del sector hortofrutícola, una cifra que se elevará a los 150.000 empleos en el plazo de un mes, ya que se trata de empleos tanto fijos como temporales, que se verán más afectados con el paso del tiempo.

Comisiones pide medidas laborales urgentes de compensación

Al igual que la portavoz del PP,  Fernández Toxo considera necesario que se active todo lo posible la investigación para conocer el origen del brote, que se ponga en marcha una campaña para recuperar el prestigio del sector y que se adopten medidas laborales urgentes de compensación para el sector por los días perdidos en las campañas.

Toxo afirmó también que “la responsabilidad de las autoridades europeas no puede quedar diluida”, considerando que el cierre de las fronteras de algunos países a las producciones españolas incumple la normativa europea y exigiendo su apertura inmediata.

Las Cooperativas Agrarias prevén un hundimiento de los precios

El presidente de Cooperativas Agrarias, Fernando Marcén, ha explicado que además de los efectos que la crisis tendrá para mies de puestos de trabajo, la alarma generada frenará las exportaciones y provocará el hundimiento de los precios. “Es un golpe durísimo e injusto”, afirmó Marcén, que reclamó no sólo la implicación de Rodríguez Zapatero, sino también de la oposición, considerando que “Esta situación requiere un pacto e ir de la mano para salvar miles de puestos de trabajo, hay que olvidar las cuestiones electorales y defender al sector”.

La Federación Agroalimentaria considera que no han funcionado los mecanismos europeos

Por otro lado, el secretario de la Federación Agroalimentaria, Jesús Villar, considera que se ha puesto de manifiesto que el mecanismo europeo no ha funcionado y reclamó medidas laborales compensatorias y la ampliación de la cobertura de los seguros agrarios, entre otras.