La gastronomía tiene el poder de unir a las parejas, pero en ocasiones puede contribuir a separarlas. Y es que, compartir el placer de comer es una agradable sensación a la que muchos no estás dispuestos a renunciar y que tiene vital importancia a la hora de alcanzar el éxito en pareja.

De hecho, el 65% de las mujeres y el 66,15% de los hombres consideran muy importante tener gustos gastronómicos similares a los de sus compañeros amorosos y, sobre todo, valoran la posibilidad de poder cocinar juntos. Al menos, así lo revelan los datos de un reciente análisis realizado por eDarling y La Nevera Roja sobre la influencia de la gastronomía en la vida de las parejas españolas que, entre otras conclusiones indican que, en la gastronomía, como en el amor, la vista, el olfato y el gusto deben alcanzar un equilibrio perfecto para que una simple relación se convierta en una experiencia pasional y estimulante.

Y esto, en una primera cita, es fundamental. Aunque los gustos entre hombres y mujeres varían ligeramente. Las mujeres españolas elegirían la comida italiana como primera opción (38%) para disfrutar de una cena romántica, además, el 53,6% preferiría que fuese en un restaurante. Por el contrario, los hombres optarían por la comida tradicional española (38%) y el 52,4% elegiría su casa como escenario perfecto para una noche de romanticismo y pasión.

Pero si en algo están de acuerdo ambos sexos es en que les gusta impresionar. El 67,1% de las mujeres y el 62,7% de los hombres, cuando se trata de organizar una cena romántica, eligen la alta cocina. Los platos gourmet, donde se fusionan arte, pasión y fuerza de sabores se convierten en el fiel reflejo de lo que aspiran encontrar en sus futuros compañeros de vida.

Hábitos culinarios y compatibilidad

Los hábitos saludables se plantean como un atributo muy importante a considerar antes de pasar a una segunda cita. Al menos, así lo afirma el 90% de los españoles, siempre según datos de este estudio. Además, el 80% admite que sería un problema que su pareja sólo consumiera comida basura, que normalmente se asocia a experiencias negativas de la vida.

Hombres (38,4%) y mujeres (46,3%) asocian estrechamente la comida saludable a la felicidad y al enamoramiento. Mientras que el 51,7% de los hombres y el 40,4% de las mujeres relacionan la comida basura con las rupturas y desengaños amorosos, con las situaciones de estrés y, curiosamente, con el aburrimiento, lo que confirma la teoría de que ser creativos y salir de la rutina es fundamental para el éxito y la salud de una pareja.

En ocasiones, los gustos culinarios no son compartidos por completo y puede llegar a ser un problema si no existe respeto y tolerancia. En este sentido, 6 de cada 10 españoles reconoce que aceptaría que su pareja fuese vegetariana. Pero hay ciertas cosas a las que no están dispuestos a renunciar. Una vez más, hombres y mujeres están de acuerdo en que la carne no se toca. Casi dos tercios de los españoles (70%) afirma que no renunciaría a disfrutar del placer de degustar un buen entrecot o un chuletón a la brasa.

Un 54,7% de los hombres y 59,4% de las mujeres piensan que aquellas personas que no disfrutan comiendo no son sinceras ni transparentes. Dicen las creencias populares que nunca hemos de fiarnos de aquellas personas a las que no les gusta comer y beber, porque los que renuncian a estos placeres… no son de este mundo. Y parece que los españoles coinciden en esto.

Comer dice mucho de nosotros

“Comer no es solamente un acto de supervivencia, sino que, alrededor de la comida, entran en juego los cinco sentidos, además de ciertos aspectos psicológicos como las expectativas, la memoria o las emociones. Las experiencias gastronómicas suelen ser momentos de ocio, pero, en una primera cita, también es importante crear un clima de confianza y deseo. La luz tenue, la música relajada y un aroma que despierte nuestros cinco sentidos nos hace más propensos a ser amables y abiertos con la otra persona”, asegura Jonathan García-Allen, psicólogo y experto en el tema, añadiendo que “para muchos, durante la relación, poder compartir gustos gastronómicos o experiencias culinarias también es importante, porque es una manera de pasar momentos juntos; por otro lado, comer dice mucho de nosotros, y las personas con unos hábitos alimenticios saludables son vistas como mejores parejas, puesto que se asocian a experiencias positivas”.

Resumen
Título
¿Compartir gustos gastronómicos influye en la relación de una pareja?
Descripción
La gastronomía tiene el poder de unir a las parejas, pero en ocasiones puede contribuir a separarlas. Y es que, compartir el placer de comer es una agradable sensación a la que muchos no estás dispuestos a renunciar.
Autor