Siclo y Kia se unen para dar la primera clase de Siclo a 200 metros de altura, una experiencia única que tuvo lugar en la icónica Torre Espacio madrileña para un exclusivo grupo de invitadas. 7 horas inolvidables de deporte, belleza, música en directo y comida healthy.

Fotos y vídeo: @coolsoulhunter y Kali Samakuva

Fotos y vídeo: @coolsoulhunter y Kali Samakuva

Seis de la tarde. 40 bicis de Siclo preparadas en la planta 31 de la icónica Torre Espacio de Madrid. Una caravana de coches eléctricos Kia se dirige por el Paseo de la Castellana con un selecto grupo de invitadas que vivirán una experiencia única.

Fotos y vídeo: @coolsoulhunter y Kali Samakuva

Fotos y vídeo: @coolsoulhunter y Kali Samakuva

45 minutos de spinning con Madrid a sus pies, música en directo y con la mejor cara posible gracias a las expertas en belleza del evento que sorprendieron a las asistentes con un maquillaje resistente al sudor. Y a la quema de más de 700 calorías. Una idea creada por las agencias KEBELL Comunicación y Carla Cotterli.

Paddy (@paddy.8), Sonia Marí (@soniamariandres) y Adriana Pozuelo (@adrianapozueco) tras la clase de Siclo

Paddy (@paddy.8), Sonia Marí (@soniamariandres) y Adriana Pozuelo
(@adrianapozueco) tras la clase de Siclo

Síclo es una disciplina en la que las luces y la música juegan para poder darlo todo bailando sobre una bici y así poner a prueba la resistencia, velocidad, fuerza y flexibilidad de ellas y, ojo, de ellos también. Un entreno en el que durante 45 minutos se trabaja cuerpo, mente y alma y se consigue realmente desconectar para volver a conectar con una misma. La siguiente clase siempre será diferente a la anterior, por lo que aburrirse no está permitido. En un entreno Síclo, o ride, la música es la clave. La elige cada instructor, así como el nivel de intensidad con el que se moverán las participantes, buscando siempre conseguir la mejor versión de cada una. ¡Y se suda! Damos fe. ¿Lo mejor? Esta modalidad de entreno que recuerda al spinning ofrece de vez en cuando clases ‘diferentes’ a sus clientas, recreando escenarios alucinantes con el fin de sorprenderlas.

Paddy (@paddy.8), Marta López Álamo (@martalopezalamo) y Adriana

Paddy (@paddy.8), Marta López Álamo (@martalopezalamo) y Adriana
Pozueco (@adrianapozueco) posando con el Kia Niro

Todo surgió con la idea de conseguir algo diferente, dar algo más para que cada asistente recuerde siempre. “Cada día vemos muchos eventos, muchas ideas y muchas acciones donde las marcas hacen algo especial para sus clientes, pero nosotras queríamos ir más allá, ofrecer varias experiencias en una: 7 horas inolvidables de deporte, alimentación, belleza y música en directo“, nos comentan las organizadoras. El gran día comenzó con una primera parada para coger fuerzas. Como los grandes deportistas en las grandes finales. Un planazo que comenzó en uno de los cuatro locales que tiene Celicioso, la Gluten free bakery en la que se puede tomar desde una ensalada hasta un trozo de la más deliciosa carrot cake de la ciudad pasando por un sinfín de opciones sin lactosa, veganas o sin azúcar.

El grupo 1980 (@1980musica) que nos acompañó con su música

El grupo 1980 (@1980musica) que nos acompañó con su música

Una primera toma de contacto para conocerse entre todas aquellas que van a compartir una irrepetible clase de Siclo.

Una primera toma de contacto para conocerse entre todas aquellas que van a compartir una irrepetible clase de Siclo. Tras la merienda, una caravana de coches compuesta por la gama electrificada de KIA, recogieron a las asistentes para llevarlas a Torre Espacio, en uno de esos lugares donde las vistas son tan espectaculares. El transporte ideal para un evento de estas características, el Kia Niro ofrece numerosas opciones de electrificación (así como una gran autonomía) pudiendo elegir entre una opción 100% eléctrica con el Kia e-Niro, híbrida enchufable o híbrida. Todo preparado para rodar a 200 metros de altura con las mejores vistas de Madrid y 90 decibelios de la mejor música en directo a cargo del violinista Eduardo Wals, que acompañó cada canción, haciendo de este evento una experiencia todavía más especial que por supuesto no acabó sobre la bici.

Fotos y vídeo: @coolsoulhunter y Kali Samakuva

Fotos y vídeo: @coolsoulhunter y Kali Samakuva

“Es un mix de sensaciones que impulsan tu mejor versión, con todos los elementos que participan en un ride, desde la música, el salón oscuro, la adrenalina, las instrucciones de los monitores…”, aseguran las organizadoras. «Para terminar de la misma forma en que empezamos, pudimos disfrutar de canciones nuevas y de toda la vida: melodía, armonía, ritmo y corazón de la mano del Grupo 1980. Con un estilo atemporal, una mezcla auténtica con melodías de verdad. Todos terminamos coreando a gritos ‘Canita al aire’, el último single de la banda, como colofón final”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

El final perfecto para un día perfecto. “7 horas inolvidables de deporte, comida healthy, belleza y música en directo, una experiencia que nos dejó con ganas de conocer más Siclo. Para quien tenga ganas de más, Siclo acaba de abrir su segundo local en Madrid tras año y medio en España, en Paseo de la Habana 26. Un espacio mucho más grande que el que tenían y con espacio para 48 bicis”.