Ha comenzado en Tokio la undécima edición de la Exposición de Alimentos y Vinos de España, una feria que en la capital japonesa se conoce localmente como ‘Spain Gourmet Tokio’ y que durante dos días, el 3 y 4 de octubre, reúne la más exquisita oferta gastronómica de un total de 40 empresas españolas. El […]

Ha comenzado en Tokio la undécima edición de la Exposición de Alimentos y Vinos de España, una feria que en la capital japonesa se conoce localmente como ‘Spain Gourmet Tokio’ y que durante dos días, el 3 y 4 de octubre, reúne la más exquisita oferta gastronómica de un total de 40 empresas españolas.

El objetivo es establecer contactos con los distribuidores e importadores japoneses como modo de facilitar el acceso de los productos agroalimentarios españoles a este mercado, que se caracteriza por el elevado poder adquisitivo de sus consumidores en consonancia con el estándar de exigencia de calidad.

Japón se presenta como un mercado muy atractivo para los productos gourmet españoles por diversos motivos: es un mercado con 128 millones de habitantes y una amplia clase media con marcada inclinación por las marcas y los productos de alta gama, lo que, junto con sus gustos occidentalizados, les hace sentir interés por consumir productos importados.

Excelente imagen de los productos españoles

En este contexto, la imagen de los productos españoles en el mercado japonés es excelente. Así lo demuestra el éxito, año tras año, de esta feria de Tokio concentrada en la oferta española, así como el avance de las importaciones de productos alimentarios, que en el primer semestre de este año alcanzaron 210 millones de euros, lo que supone un incremento del 33% con respecto al mismo período de 2011.

Además del hecho de que las importaciones japonesas de este tipo de productos el pasado año crecieron con respecto a 2010 en más de un 9%, hasta 40,43 millones de euros, mientras que las exportaciones japonesas de esta partida a España alcanzaron 2,43 millones.

Los productos más importados

Con datos de 2011, Japón importa de España principalmente carnes congeladas, por valor 43 millones de euros, seguido de aceite de oliva (29 millones de euros), pescados frescos (26 millones de euros) y vinos con Denominación de Origen (16 millones de euros).

Ampliar el mercado

Como actividad complementaria de esta exposición, este año se organizará un seminario sobre productos congelados de la pesca, a fin de promover no sólo la oferta de las empresas que participan en la feria, sino también la gastronomía y los productos españoles en un sentido más amplio.

{jathumbnail off}