Un nuevo estudio de mercado muestra que los consumidores europeos perciben el azúcar como aliado y enemigo al mismo tiempo. Los resultados ponen también de manifiesto que el azúcar y los carbohidratos juegan un papel clave en el comportamiento del consumidor cuando se trata de la salud.

Durante el estudio, realizado por BENEO, más de 5.000 consumidores en cinco países europeos fueron encuestados sobre su percepción del azúcar, los hidratos de carbono y la nutrición, en relación a la respuesta de la glucosa en sangre.

Los resultados muestran que las preocupaciones clave de los consumidores sobre la salud son, por orden de importancia, el control de peso (43 %), la fatiga o la falta de energía (36%) y el estrés (35 %). Los europeos son conscientes de que la cantidad y el tipo de azúcares, así como los hidratos de carbono en general, son vitales para hacer frente a estos problemas de salud.

El motivo principal que destacan para reducir el azúcar es su efecto negativo sobre su salud. El 58 % de los encuestados que querían reducir su ingesta de azúcar afirmaba que su principal razón era la de controlar su peso. Además, los efectos perjudiciales a largo plazo del consumo de azúcar, como la diabetes, eran una preocupación para ellos, algo mencionado por casi uno de cada tres consumidores que estaban tratando de reducir su consumo de azúcar.

Aunque el deseo de reducir la cantidad de azúcar que se consume es firme, los encuestados no están dispuestos a renunciar a una sensación similar a la del azúcar. Así, el 60% dijo que ingerían azúcar porque les gustaba el sabor y uno de cada tres (33%) respondió que el azúcar mejoraba su estado de ánimo.

Carbohidratos buenos y malos

A pesar de que los consumidores aprecian los beneficios de un menor consumo de azúcar, también reconocen que los carbohidratos son la principal fuente de energía para el cuerpo y el cerebro. El 46 % de los encuestados afirma que la razón principal por la que consumen carbohidratos es que “dan energía”. Al mismo tiempo, están comenzando a diferenciar entre los diferentes tipos de hidratos de carbono, de modo que más de uno de cada dos participantes hace una distinción entre carbohidratos “buenos” y “malos”.

Los cereales integrales, la fibra, los carbohidratos complejos y los carbohidratos de liberación lenta son vistos como “buenos”; el 51% de los encuestados califica los hidratos de carbono de liberación lenta como “mejores en general” y el 60% relaciona los carbohidratos de liberación lenta con energía sostenida.

“Los resultados de la investigación constatan que el azúcar y los carbohidratos juegan un papel decisivo en la nutrición diaria. Aunque los consumidores quieren ingerir menos azúcar, no quieren sacrificar ni el sabor ni la sensación que produce el azúcar. Los consumidores también están empezando a distinguir entre hidratos de carbono “buenos” y “malos”, por lo que es aún más importante para los productores tener en cuenta la calidad de los hidratos de carbono que utilizan en el desarrollo de alimentos y bebidas innovadores para todos los perfiles de consumidores, independientemente de su estilo de vida o su edad”, asegura Gudrun Dold, Consumer Insights Manager de BENEO.

Resumen
Título
Estudio europeo sobre las ventajas e inconvenientes del azúcar
Descripción
Un nuevo estudio muestra que los consumidores perciben el azúcar como aliado y enemigo al mismo tiempo. Los resultados ponen también de manifiesto que el azúcar y los carbohidratos juegan un papel clave.
Autor