La propietaria de un restaurante de la ciudad estadounidense de Akron (Ohio), en el que horas antes había desayunado ayer viernes el presidente Barack Obama, murió repentinamente a las pocas horas de la visita presidencial, al parecer de un ataque al corazón. Josephine Ann Harris, de 70 años de edad, del municipio de Copley, fue […]

La propietaria de un restaurante de la ciudad estadounidense de Akron (Ohio), en el que horas antes había desayunado ayer viernes el presidente Barack Obama, murió repentinamente a las pocas horas de la visita presidencial, al parecer de un ataque al corazón.

Josephine Ann Harris, de 70 años de edad, del municipio de Copley, fue ingresada de urgencia en el Akron General Medical Center después de haberse quejado de cansancio y de sensación de cosquilleo. Fue declarada muerta a las 11,18 h según la Oficina del responsable médico del Condado de Summit, tras haber servido un desayuno al presidente Obama y su equipo apenas tres horas antes, a las 8,30 h., según informa el diario local ohio.com.

  La familia del presidente se detuvo a desayunar en el restaurante familiar, Ann’s Place, como primera parada de la segunda jornada de recorrido en autobús a través de los estados de Ohio y Pennsylvania. Durante la estancia de Obama y su equipo en el establecimiento, la fallecida propietaria había estado saludando y charlando amigablemente con todos ellos.

Foto: ohio.com