El chef peruano Gastón Acurio inaugura en Barcelona Yakumanka, una cebichería que dirigirá en su día a día César Bellido, el que fuera jefe de cocina del buque insignia de Gastón Acurio, Astrid&Gastón en Lima, actualmente entre los mejores 50 restaurantes del mundo.

Una cebichería, un restaurante peruano con producto local, de estética marinera y muy buena relación calidad-precio. Un tributo a las cebicherías populares de Perú con platos erigidos en mente de chef, que ha encontrado en el Eixample barcelonés el espacio idóneo para poner en marcha un concepto eminentemente marino. Yaku manka significa olla de agua en quechua. “Nuestros pescados son salvajes, como nuestros cocineros”, comenta Acurio. Para demostrarlo, ha situado como jefe de grupo a César Bellido, quien fuera jefe de cocina en Astrid&Gastón, el emblemático restaurante alojado en la Casa Moreyra de Lima, actualmente el 33º mejor restaurante del mundo según la prestigiosa lista The World’s 50 Best Restaurants.

Yakumanka se presenta como un híbrido entre el restaurante La Mar —la marca más exitosa de Acurio con locales en varias ciudades del mundo— y Barra Chalaca —la barra más divertida de Gastón en Lima—, un restaurante que el peruano quería situar en Barcelona “y maridar con el producto y la forma de ser local”.

Una cebichería con “b” en la que la materia prima es la misma con la que trabajaría Acurio en su restaurante más lujoso; el precio, no. Con un ticket medio de 35 euros, “he querido trasladar el ambiente y las vivencias también gastronómicas de una cebichería peruana, midiendo al segundo cocciones y pasos por cocina, sellándola y adaptándola con producto a la ciudad y a la tierra que me acoge”.

La propuesta de Gastón Acurio

Un espacio con cocina vista, barra larga donde los chefs trabajan los cebiches y tiraditos, y mesas de madera para compartir y disfrutar. Los cebiches presiden una carta que Bellido ha trabajado a conciencia con Acurio. De momento, son cuatro típicos más tres especiales, creados exprofeso. Uno de ellos, el Cebiche Nikei de Micha, es un homenaje con puré de frijolito al chef del restaurante Maido de Lima; otro, el Lima-Barcelona, un tributo a la ciudad con azafrán. Los otros, todos, son cebiches trabajados y con la relación calidad/precio que quería Gastón, para popularizar la alta cocina peruana que emana de la calle.

La carta se completa con propuestas como los ‘piqueos’ para alargar los entrantes o comer a base de ellos, con chifa burger, choritos a la chalaca, tiraditos… También aparecen los sanguches, el ‘bocadillo’ peruano con pan limeño, salsa criolla y salsa de ají que Acurio reivindica en la alta cocina, aunque se coma con las manos, los anticuchos, o las tazas marinas, las creaciones de Acurio para los más frioleros. La propuesta se completa con una selección de arroces al wok, platos de “nuestra cocina de pescadores” y sólo tres carnes para ineludibles. De momento, lomo alto braseado a la chorrillana, lomito salteado al jugo y seco de asado de tira a la limeña. Tampoco faltan las croquetas de ají de gallina que enamoraron en el extinto Tanta Barcelona.

Resumen
Título
Gastón Acurio estrena cebichería en Barcelona
Descripción
El chef peruano Gastón Acurio inaugura en Barcelona Yakumanka, una cebichería que dirigirá en su día a día César Bellido, el que fuera jefe de cocina del buque insignia de Gastón Acurio, Astrid&Gastón en Lima.
Autor