Quienes achacan a la cocina actual una generalizada escasez de la materia prima contenida en sus propuestas, van a ver desmontado su argumento con este nuevo plato que el chef estadounidense Grant Achatz ofrece en su restaurante Alinea de Nueva York, un establecimiento que ocupa el séptimo puesto en la recientemente proclamada lista de los […]

Quienes achacan a la cocina actual una generalizada escasez de la materia prima contenida en sus propuestas, van a ver desmontado su argumento con este nuevo plato que el chef estadounidense Grant Achatz ofrece en su restaurante Alinea de Nueva York, un establecimiento que ocupa el séptimo puesto en la recientemente proclamada lista de los 50 mejores del mundo.

El nombre del plato es Lamb 86 (Cordero 86), una referencia literal al número de ingredientes, 86, que acompañan al principal, una receta a base de cordero: arroz, almendras, cerezas, higos, anis estrellado, cilantro, laurel, hinojo…presentados sobre una bandeja de cristal cuadriculada con los nombres de cada uno de los alimentos.

Un estético emplatado para una contundente propuesta culinaria y una arriesgada apuesta en cuanto a la dirección y organización del equipo de cocina, que en cada turno debe ajustar sus tiempos de un modo preciso y coordinado con el resto del menú.

Alinea, la gastronomía más avanzada en EE.UU.

La opinión más generalizada sostiene, desde hace años, que Alinea es un restaurante que no tiene comparación posible en los Estados Unidos. Y es que probablemente se trate del establecimiento con un concepto de gastronomía más avanzado de todo el país.

El espíritu revolucionario de Grant Achatz, su fundador, chef y socio principal, no descuida ningún detalle: desde el estilo del servicio hasta los manteles diseñados especialmente para Alinea, pasando por los maridajes de los platos con las bebidas. Todo es distinto, nuevo, mágico, tan apasionante como este nuevo plato, Lamb 86.

Artículos relacionados:

Alinea. Sin comparación