Los hijos de Miquel Horta, la persona que económicamente hizo posible el despegue internacional del reconocido restaurante elBulli, han interpuesto una demanda contra Ferran Adrià y su socio Juli Soler, acusados de haberse aprovechado de la enfermedad mental que sufría Horta para comprarle sus acciones a un precio inferior. Según publicaba ayer lunes la página […]

Los hijos de Miquel Horta, la persona que económicamente hizo posible el despegue internacional del reconocido restaurante elBulli, han interpuesto una demanda contra Ferran Adrià y su socio Juli Soler, acusados de haberse aprovechado de la enfermedad mental que sufría Horta para comprarle sus acciones a un precio inferior.

Según publicaba ayer lunes la página web de Cadena SER, fuentes judiciales habrían confirmado a esta cadena radiofónica que si un acuerdo entre las partes no lo impide, el juicio –en el que tanto Adrià como Soler deberán prestar declaración– se celebrará del 29 al 31 de octubre próximo.

La demanda de Jofre y Sergi Horta, hijos de quien está considerado como verdadero mecenas de elBulli, Miquel Horta, arranca –siempre según la información de Cadena SER– del año 2005, cuándo Ferran Adrià y Juli Soler compraron el paquete de un 20% de las acciones del restaurante que poseía Horta a un precio muy inferior al real, según consideran los demandantes, quienes argumentan que los actuales socios y propietarios de elBulli se habrían aprovechado de la enfermedad mental que sufría su padre.

Miquel Horta fue la persona que en 1994 financió la ampliación de la por entonces insuficiente cocina del restaurante, una condición imprescindible para que elBulli arrancara en su posterior despegue internacional como mejor restaurante del mundo durante cinco años. A cambio de esta aportación, Horta recibió un paquete con el 20% del negocio, que años más tarde vendió a Adrià y su socio, según la familia, en las condiciones denunciadas.