Infusiones ecológicas que se elaboran a partir de uva y hojas de vid, así como de plantas aromáticas procedentes de viñedos seleccionados y cuyo protocolo de degustación recomienda su servicio tanto en copa de vino blanco, a temperatura ambiente, como en la típica taza de infusión, en caliente.

Celler Credo ha desarrollado un nuevo concepto, el de infusiones de viña, con el objetivo de representar las peculiaridades del paisaje vitícola del Penedès más allá del vino. “El paisaje no sólo se embotella, también se infusiona”, explican desde la bodega, cuyo equipo de viticultura ha trabajado durante tres años en la investigación y desarrollo de una infusión marcada por la sutileza y riqueza de matices, buscando el equilibrio justo entre los ingredientes para conseguir que la nueva propuesta sepa al territorio del Alt Penedès.

Las infusiones, Vespres de Verema (Atardeceres de Vendimia), se elaboran a partir de ingredientes 100% ecológicos procedentes de los propios viñedos de Celler Credo. Cada infusión está elaborada a partir de raspón de uva, hoja de vid, hollejo y semillas de xarel·lo, así como una pequeña porción de hinojo, romero y lavanda, flora que conforma el paisaje típico del mediterráneo. El protagonista es el viñedo, de manera que las plantas aromáticas no se imponen, sino que otorgan un toque de discreta distinción.

Todas las infusiones son monovarietales de xarel·lo y de añada, y la materia se ha recolectado a mano en el entorno natural de los viñedos para luego proceder a su secado en el desván de las cavas Recaredo, acondicionado especialmente para este uso. “Se trata de siete infusiones en una, es decir, de una infusión creada a partir de un ensamblaje de siete ingredientes que pretenden recrear sensorialmente los paisajes del Penedès y transportarnos a unos de los momentos más mágicos de la vendimia: el atardecer (vespre, en catalán), cuando el día se alarga y se esmalta de dorados con la puesta del sol”, explican los responsables.

Cómo tomar las infusiones de viña

La infusión puede tomarse caliente en una taza de 20 cl. o bien se puede degustar en copa de vino blanco a una temperatura de 15 ºC. Para el servicio en copa de vino, la recomendación es infusionar durante cinco minutos y después dejar enfriar hasta la temperatura deseada.

Como protocolo de servicio, se sugiere verter el contenido infusionado en un decantador y colocar el decantador en una cubitera hasta que la infusión alcance los 15 ºC. El consumo está ligado a instantes gastronómicos como aperitivo o bien como acompañamiento o cierre de una comida.

Resumen
Título
Infusiones de viña, en taza o en copa
Descripción
Infusiones ecológicas que se elaboran a partir de uva y hojas de vid, así como de plantas aromáticas, que pueden tomarse tanto en copa de vino blanco como en la típica taza de infusión.
Autor