La raza bovina menorquina llegó a la isla con los primeros pobladores durante la época talaiótica, un pueblo de la franja mediterránea que rendía culto al toro. Antiguamente conocida como la ‘Mahonesa’ fue, hasta hace poco más de un siglo, el bovino predominante en la isla.

Pero con la incorporación de razas para la producción láctea en el siglo XX, el censo de menorquinas disminuyó considerablemente, hasta llegar casi a la extinción. Fue a partir de los años 60 y 70 cuando mejoró su popularidad y comenzó a incrementarse el número de ejemplares.

Y para poner en valor esta carne se crearon el pasado año las Jornadas Gastronómicas ‘Vedella Vermella Menorquina’, organizadas por la Asociación de Cafeterías, Bares y Restaurantes de Menorca y la Asociación de Ganaderos de Raza Bovina de Menorca, que ahora celebra su segunda edición, que tendrá lugar del 27 al 29 de marzo con la participación de doce restaurantes de cuatro municipios de la isla —Restobar Mo, El Grill y Can Joanet (Maó), Aquarium Port, Es Tast de na Silvia, Pizzería Roma y Cas Safrà Gastrobar (Ciutadella), Ca n’Aguedet, Molí des Racó y Hotel Jeni & Restaurant (Es Mercadal), y Loar Ferreries y Mesón Rías Baixas (Ferreries)— que ofrecerán diferentes menús y precios, pero con un denominador común: el plato principal será una receta de esta ternera roja, vaca declarada raza autóctona desde 2005 bajo en sello de calidad Vermella Menorquina.

Entre las propuestas que se incluyen en esta edición de las jornadas, algunas tan sabrosas como Galtas de ternera con salsa, Chuletón de 1 kg de ternera a la parrilla, Entrecot con salsa de queso Maó o Cachopo menorquín con queso maó y sobrasada, entre otras.

Vaca roja menorquina

La expansión de la raza frisona, más productiva en leche, amenazó con hacer desaparecer a la roja menorquina. Pero la apuesta de Menorca por la sostenibilidad —que en 1993 le valió ser proclamada Reserva de a Biosfera— contribuyó a dar un nuevo impulso a la cría de esta vaca autóctona de alta calidad por recibir una alimentación natural, sin productos químicos, y enriquecida con sales naturales procedentes del mar, que riega con el viento los pastos menorquines..

Un bovino sostenible, por su adaptación al medio ambiente y su alimentación con pastos de la propia tierra, que también produce una leche de gran calidad destinada a la elaboración de unos excelentes quesos.

Resumen
Jornadas de la vaca roja menorquina, raza autóctona de la isla
Título
Jornadas de la vaca roja menorquina, raza autóctona de la isla
Descripción
La raza bovina menorquina llegó a la isla con los primeros pobladores durante la época talaiótica, un pueblo de la franja mediterránea que rendía culto al toro. Antiguamente conocida como la ‘Mahonesa’ fue, hasta hace poco más de un siglo, el bovino predominante en la isla.
Autor