El sector hotelero español mantiene un progresivo incremento de la concentración de la oferta en las principales cadenas, de modo que en el pasado año 2019 las cinco primeras alcanzaron una cuota de mercado conjunta del 21 %, mientras que las diez primeras enseñas reunieron ya el 32 %.

Es una de las principales conclusiones que se extraen del estudio Sectores Establecimientos Hoteleros, publicado recientemente por el Observatorio Sectorial DBK de INFORMA (filial de CESCE), que indica que la evolución del volumen de negocio de los establecimientos hoteleros mostró en 2019 una reactivación, gracias al buen comportamiento de la demanda —sobre todo nacional—, al desplazamiento de la demanda hacia hoteles categorías altas, y al crecimiento de los precios. De hecho, la facturación del sector superó su máximo histórico, situándose en 17.250 millones de euros, un 3,9 % más que en 2018, año en el que la tasa de variación fue del 2,5 %.

Respecto al número de viajeros alojados, creció un 3,1 % en 2019, porcentaje que fue algo superior en el segmento extranjero. Las pernoctaciones aumentaron un 0,9 %, observándose un mayor incremento de las realizadas por los españoles (+2,5 %) que en el segmento de los extranjeros (+0,1 %). En cuanto al número de establecimientos hoteleros abiertos en la temporada alta de 2019 ascendió a 17.003, un 0,5 % por encima de la cifra del verano del año anterior, contando en total con 1,86 millones de plazas, un 1,4 % más que en 2018.

Y en relación a la estructura del sector, la actividad hotelera sigue presentando una tendencia de creciente concentración de la oferta en las principales enseñas: los cinco primeros operadores reunieron de forma conjunta el 20,7 % de la facturación sectorial de 2019, porcentaje que se elevó hasta el 32,1 % al considerar a los diez primeros.

Previsiones 2020

Finalmente, y siempre según las estimaciones de este informe, las previsiones para 2020 indican que el fuerte impacto de la pandemia en la actividad sectorial y el deterioro de la coyuntura económica provocarán una caída significativa del volumen de negocio en este año. Las medidas de confinamiento y cierre de establecimientos y de fronteras durante buena parte del primer semestre, y la caída de la demanda tras la desescalada por el debilitamiento económico y el miedo a los desplazamientos anticipan unas condiciones muy desfavorables para las ventas y la rentabilidad de los hoteles en el conjunto de 2020, no esperándose que recuperen los niveles de 2019 antes del año 2022.

La actividad hotelera en España. Datos de síntesis 2019

17.003 establecimientos

1,86 millones de plazas

108,6 millones de viajeros

343,2 millones de pernoctaciones

Facturación: 17.250 millones de euros

  • Establecimientos de ciudad: 6.000 millones de euros
  • Establecimientos vacacionales: 11.250 millones de euros

Evolución de la facturación 2019/2018: +3,9 %

  • Establecimientos de ciudad: +5,3 %
  • Establecimientos vacacionales: +3,2 %

Concentración (cuota de mercado conjunta en valor)

  • Cinco primeras cadenas: 20,7 %
  • Diez primeras cadenas: 32,1 %
Resumen
La actividad hotelera en España sigue concentrada en las principales cadenas
Título
La actividad hotelera en España sigue concentrada en las principales cadenas
Descripción
El sector hotelero español mantiene la concentración de la oferta en las principales cadenas, de modo que en el pasado año 2019 las cinco primeras alcanzaron una cuota de mercado conjunta del 21 %, mientras que las diez primeras enseñas reunieron ya el 32 %.
Autor