Un comité de expertos formado por 90 catadores ha calificado la añada 2015 de la Denominación de Origen Toro como ‘Muy Buena’. Una cosecha que ha debido aguantar cambios bruscos de temperatura, noches frescas y escasa pluviometría, con una parada vegetativa en el mes de septiembre de unos 20 días de la que después la uva se recuperó.

Un comité de expertos formado por 90 catadores, entre los que se que encontraban miembros del pleno del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Toro, directores técnicos de Consejo Reguladores de otras zonas de producción, representantes de la Estación Enológica de Castilla y León, sumilleres, bodegueros y enólogos ha calificado la añada 2015 de la DO Toro como ‘Muy Buena’.

“La añada 2015 se ha quedado a las puertas, por muy pocos puntos, de su calificación como Excelente”, destaca el presidente de la Denominación de Origen Toro, Amancio Moyano, instando tanto viticultores como bodegueros y enólogos a seguir trabajando para conseguir la excelencia.

Por su parte, Calor Gallego, veedor del Consejo Regulador de Toro, destaca que “estamos en una zona excepcional, con un clima extremo, se podría decir que nuestros viñedos son prácticamente ecológicos. En el año 2015 la Tinta de Toro ha aguantado los cambios bruscos de temperatura, de noches frescas y escasa pluviometría, pero hubo una parada vegetativa en el mes de septiembre de unos 20 días de la que después la uva se recuperó”.

Un vino inspirador

En total se han catado 13 vinos, de los cuales tres han sido tintos jóvenes y el resto con envejecimiento en barrica, aún sin terminar. Según Gallego, en los tintos jóvenes se ha encontrado “esa actitud vegetal de la piel, que poco a poco se va a redondear y mejorar”, y en los tintos con crianza, “se ha visto cómo la barrica va domesticando a la Tinta de Toro”. De la misma forma, el técnico ha querido poner en valor el trabajo que se realiza en las bodegas, buscando una diversidad en los vinos en función de lo que demanda el consumidor.

La inauguración de la Feria del Vino de Toro contó, además, con la presencia del representante del Instituto Cervantes de Alemania y poeta, Diego Valverde Villena, quien creó y recitó una décima inspirándose en el vino de Toro. De hecho, uniendo la primera letra de cada uno de los versos en vertical, es posible leer VINO DE TORO. Valverde puso en valor los vinos de Toro como parte de la cultura, “una seña de identidad” y su poema vestirá la contraetiqueta de los vinos genéricos del Consejo Regulador de Toro.

Resumen
Título
La añada 2015 de la DO Toro, calificada como 'Muy Buena'
Descripción
Un comité de expertos formado por 90 catadores ha calificado la añada 2015 de la Denominación de Origen Toro como ‘Muy Buena’.
Autor