Nueve de cada diez adultos en todo el mundo creen que el sueño es crucial para su salud y bienestar general, pero, sin embargo, ocho de cada diez dan más prioridad a pasar tiempo con su pareja, familia, amigos y a su trabajo que a una noche de descanso de calidad y, uno de cada diez valora su trabajo por encima de una buena noche de sueño.

Al menos así se deduce de los resultados de la encuesta online Unfiltered Sleep: El rompecabezas global de las prioridades diarias impulsada por Royal Philips (NYSE: PHG, AEX: PHIA) y realizada en febrero de este año por Harris Poll, en nombre de Philips. La investigación analiza como 6.461 adultos en cinco países —Estados Unidos, Países Bajos, Alemania, Francia y Japón— perciben y priorizan la higiene del sueño y cómo el sueño afecta a sus responsabilidades diarias, su rendimiento en el trabajo, las relaciones personales y sus aficiones.

La investigación revela que, si bien existe cierto debate acerca del valor de sueño, las personas están sujetas a demasiadas exigencias diarias que compiten por su tiempo, dejando el sueño en último lugar en su lista de prioridades diarias. De hecho, una de las principales conclusiones indica que más de ocho de cada diez adultos en todo el mundo (84%) admite que las actividades diarias tales como pasar tiempo con su pareja, familia, amigos y el trabajo, tienen prioridad sobre una buena noche de sueño.

“El sueño es vital en la ecuación ‘estilo de vida saludable’, pero a menudo se pasa por alto como menos importante en comparación con otros elementos clave como comer bien o hacer ejercicio. Tenemos que empezar a pensar en la salud y el bienestar como una mesa con cuatro patas, cada una representando nutrición adecuada, ejercicio, salud mental y descanso; si nos centramos únicamente en la dieta y el ejercicio, la mesa estará desequilibrada. Una sola noche mal dormida puede afectar nuestro rendimiento, seguridad y sensación de bienestar; imaginaros lo que puede ocurrir si la situación se alarga durante meses o años con una mala calidad de sueño” asegura el Dr. Teófilo Lee-Chiong, Chief Medical Liaison en Philips.

Reconocemos la importancia del sueño

En los cinco países objeto de esta encuesta —Estados Unidos, Países Bajos, Alemania, Francia y Japón— se habla muy poco sobre la importancia del sueño y cómo contribuye al bienestar general. De hecho, el 92% de los adultos en general dicen que el sueño es crucial para su salud y bienestar general, mientras que muchos adultos también consideran la relación directa entre la calidad del sueño, la calidad de vida y las relaciones personales. Algunas de las principales conclusiones del estudio muestran que:

  • Creemos que el sueño impacta en las relaciones personales. Casi tres cuartos de los adultos en todo el mundo (74%) dicen que dormir bien es la clave para un matrimonio feliz. Esto es especialmente evidente en Japón (89%), seguido de los EE.UU. (79% y los Países Bajos (71%).
  • Después de una noche mal dormida los efectos negativos son inmediatos. Más de ocho de cada diez adultos en todo el mundo (82%) sufren los impactos negativos después de una mala noche. Los adultos en Francia (87%) y Japón (86%) son más propensos a experimentar efectos negativos. Los tres principales impactos negativos reportados por adultos en el mundo son la sensación de cansancio (40%), la disminución de la productividad (37%) y la falta de motivación (35%).

Brecha entre el reconocimiento y la realidad

Más de ocho de cada diez adultos en todo el mundo (84%) afirma tener otras prioridades en su vida es más allá del dormir bien:

  • Prefieren pasar tiempo con la familia a una buena noche de sueño. Casi la mitad de los adultos en Francia (53%), poco menos de la mitad de los adultos estadounidenses (46%) y Alemania (48%), dicen que pasar tiempo con la familia es más importante que dormir bien.
  • El sueño es más importante que las responsabilidades de trabajo … excepto en EE.UU. Mientras que solo uno de cada diez adultos empleados prioriza su trabajo por encima de dormir bien, esta presión laboral parece ser ligeramente mayor en los EE.UU. (13% vs. 10% en cada uno de otros 4 países).
  • Ver televisión suele ser la actividad más habitual antes de ir a dormir. Adultos a nivel mundial varían en la forma en que pasan su tiempo antes de ir a la cama, pero la televisión es, con diferencia, la actividad de elección (28%). Y a pesar de todas las recomendaciones de que las pantallas deben apagarse mucho antes de ir a dormir, casi la mitad de los adultos (47%) revela que ver la tele es lo último que hace antes de irse a dormir.
Resumen
Título
La calidad del sueño, clave para un estilo de vida saludable
Descripción
Nueve de cada diez adultos en todo el mundo creen que el sueño es crucial para su salud pero, sin embargo, ocho de cada diez dan más prioridad a pasar tiempo con su pareja, familia, amigos y a su trabajo.
Autor