Ayer sábado, 5 de agosto, se celebró el décimo aniversario de la presentación de la primera propuesta culinaria elaborada con carne cultivada, una hamburguesa, de la mano del científico holandés Dr. Mark Post, en un evento llevado a cabo en Londres este mismo día del pasado 2013.

Desde aquel momento pionero, la carne cultivada ha experimentado una importantísima evolución y se ha convertido en una realidad tangible de la industria alimentaria, dejando de ser un concepto futurista para convertirse en una prometedora solución a los desafíos de sostenibilidad y seguridad alimentaria que enfrenta el mundo.

Diez años de carne cultivada

Y con motivo de este décimo aniversario, The Good Food Institute —organización internacional sin ánimo de lucro que ayuda a construir un sistema alimentario más sostenible, seguro y justo mediante la transformación de la producción de carne—, ha querido recordar algunos de los momentos más significativos y los avances que se han producido en el campo de la carne cultivada durante estos diez años:

La contínua innovación en este campo ha hecho que empresas pioneras como Meatable hayan alcanzado logros sorprendentes en la producción de carne cultivada, reduciendo drásticamente el tiempo y los recursos necesarios para su elaboración, logrando producir en tan solo 8 días lo que en el pasado llevaba 2 años.

Se trata de una realidad ya disponible en países como Singapur, donde se puede disfrutar de pinchos de pollo cultivado a un precio asequible, gracias a los avances tecnológicos que han permitido reducir significativamente los costos de producción.

Españ se encuentra a la vanguardia de esta revolución alimentaria: BioTech Foods, una empresa española, ha iniciado la construcción de su fábrica de carne cultivada en San Sebastian, después de recibir una financiación de 5,2 millones de euros del proyecto CULTUREDMEAT, apoyado por la Unión Europea y con una contribución adicional de 3,7 millones de euros del Ministerio de Ciencia español. Además, AgriCultura Celular España ha lanzado sus operaciones como una organización sin ánimo de lucro que cataliza el ecosistema español de la carne cultivada.

En cuanto a las necesarias aprobaciones regulatorias, la carne cultivada ha recibido el visto bueno de autoridades reguladoras en los Estados Unidos y Singapur. Además, Aleph Farms, empresa israelí, presentaba hace una semana una solicitud a los reguladores suizos para vender carne cultivada, marcando un hito en la industria en Europa.

Expansión global: más de 150 empresas y científicos de todo el mundo, con aproximadamente 50 de ellas ubicadas en Europa, se han unido para impulsar la investigación y el desarrollo de la carne cultivada. La colaboración internacional ha llevado a una rápida expansión de esta tecnología en diversos países y regiones. En este sentido, Países Bajos anunció una cifra récord de 60 millones de euros el año pasado y el Reino Unido comunicó un centro de investigación de 12 millones de libras en abril. A su vez, las compañías europeas de carne cultivada vieron aumentar sus inversiones privadas en un 30 % el año pasado, lo que corresponde a 120 millones de euros.

Beneficios ambientales: estudios científicos han confirmado que la carne cultivada producida con energía renovable podría reducir las emisiones climáticas hasta en un 92 %, disminuir la contaminación del aire hasta en un 94 % y utilizar hasta un 90 % menos de tierra en comparación con la carne convencional.

Resumen
La carne cultivada cumple 10 años
Título
La carne cultivada cumple 10 años
Descripción
Ayer sábado, 5 de agosto, se celebró el décimo aniversario de la presentación de la primera propuesta culinaria elaborada con carne cultivada, una hamburguesa, de la mano del científico holandés Dr. Mark Post, en un evento llevado a cabo en Londres este mismo día del pasado 2013.
Autor