En España, el número de personas que ha dejado de consumir determinados alimentos ha aumentado hasta el 43 %, contando tanto a quienes no pueden tomar ciertos alimentos por alergia o intolerancia (12,1 %) como a los que evitan algunos alimentos por decisión propia (30,9 %).

Al menos así se recoge en los resultados de la sexta edición del Estudio de Salud y estilo de Vida elaborado por la aseguradora Aegon, que confirma que la actitud de comer sano y sin demasiados excesos se ha convertido en una máxima para muchas personas que han decidido empezar a cuidarse, aunque también han sido muchas las que han decidido prescindir de algunos alimentos sin justificación médica generando, en algunos casos, efectos negativos en su salud.

Por intolerancia o por voluntad propia

Según los datos obtenidos de este reciente estudio, un 43 % del total de los encuestados ha dejado de incluir ciertos alimentos en su dieta, cifra que aumenta en tres puntos porcentuales respecto a los datos recogidos el año anterior. Este grupo engloba tanto a los perfiles que no pueden tomar algún producto por alguna alergia o intolerancia (12,1 %) y a aquel grupo que lo ha hecho por decisión propia (30,9 %).

Por género, al igual que ocurrió el año anterior, son las mujeres las que más han dejado de hacerlo (47,3 %) siendo solo un 14,5 % intolerantes o alérgicas. En cuanto al rango de edad, son los jóvenes de 18 a 25 años los que se encuentran en este mismo grupo (54,7 %) pero son los mayores de 65 años los que más restringen alimentos sin sufrir intolerancias ni alergias (35,3 %).

En cualquier caso, es recurrente el sentimiento de los encuestados en cuanto a la relación directa entre el estado de salud y la alimentación. Quienes creen tener un mal estado de salud son los que más alimentos evitan, bien sea por intolerancias (14,4 %) o por decisión propia (42,9 %).

Por comunidades autónomas, las regiones con más ciudadanos que tienen alguna limitación en su dieta son Canarias con un 61,5 % que no come de todo, de los cuales un 47,7 % es por elección propia, y Baleares, donde un 56,8 % restringe ciertos alimentos y un 37,7 % lo hace por voluntad propia, además de ser donde más encuestados con intolerancias y alergias hay (19,1 %). En el lado contrario, zonas con ciudadanos que comen cualquier tipo de alimentos sin restricciones, figuran Aragón (71,2 %), Murcia (67,7 %) y Cantabria (64,6 %).

Y finalmente, por tipo de alimento que se evita, los mariscos encabezan la lista con un 24,8 % , cifra que ha aumentado en 6,7 puntos porcentuales respecto al año pasado. Aquí también hay diferencia entre los que han dejado de consumirlo por decisión propia (25,4 %) y quienes no lo consumen por sufrir alergias o intolerancias (23,1 %). También destaca este año el incremento de la reacción a las legumbres, problemáticas para un 11,7 % de los encuestados con alergias e intolerancias frente al 4,9 % del año anterior.

Resumen
Cada vez más personas evitan comer algún alimento, por intolerancia o por voluntad propia
Título
Cada vez más personas evitan comer algún alimento, por intolerancia o por voluntad propia
Descripción
En España, el número de personas que ha dejado de consumir determinados alimentos ha aumentado hasta el 43 %, contando tanto a quienes no pueden tomar ciertos alimentos por alergia o intolerancia (12,1 %) como a los que evitan algunos alimentos por decisión propia (30,9 %).
Autor