El pasado año 2023 la hostelería cerró con un descenso de la demanda del 1,4 % respecto al ejercicio anterior, motivado principalmente por la subida de precios en este canal, que se incrementó hasta un 7 % de media en las copas y del 9 % en la cerveza y el agua.

Así se recoge en el reciente informe Tendencias de Mercado en Horeca de NielsenIQ (NIQ), cuyos datos desglosados por tipo de negocio hostelero indican que los bares y cafeterías sufrieron una caída en la demanda del -3,3 % y los hoteles y restaurantes lo hicieron en un -1,6 %, mientras que en los locales de ocio nocturno se elevó la demanda en un +0,8 % y en la restauración organizada (las franquicias) también subió en un 10 %.

El consumo de bebidas fuera de casa

Las principales conclusiones de este informe son:

  • A pesar de estos datos, el 56 % de los españoles considera que salir es un gasto asequible, y de hecho el 83 % visita al menos un establecimiento de hostelería a la semana. Los motivos, que no salen solo a comer o a beber fuera de casa por una cuestión de necesidad o comodidad, sino que priorizan los momentos de consumo para compartir con la familia y amigos, relajarse, disfrutar o divertirse.
  • La categoría más consumida sigue siendo la cerveza (45,5 % del total de bebidas), seguida de los refrescos, aunque hay que señalar que no son las bebidas que más crecieron durante el pasado año, ya que el cambio en las tendencias de consumo provocado por la situación de precios altos ha beneficiado a algunas bebidas como los licores, que se consumen para socializar después de comer o los vinos, un producto muy cultural asociado a las reuniones.
  • Uno de los momentos de consumo más beneficiados fue el aperitivo, y es que hemos vuelto a recuperar una de las tradiciones más populares del mediodía: un 55 % de los españoles afirma que sale a tomar al aperitivo los fines de semana, lo que ha impulsado a categorías como el vermut que ha incrementado su demanda en un 9%; el tinto de verano, en un 25% o el bitter, en un 4%.
  • El informe de NIQ identifica una tendencia en estas salidas fuera, en las que el consumidor aplica la ‘psicología de la premiumización’ o ‘presupuesto de cerebro dividido’, es decir que se recorta en gastos intermedios, pero a la hora de salir a tomar algo o ir de vacaciones no repara en gastos y no quiere privarse de nada. Muestra de ello es que el 46% de los españoles prefiere tomarse dos bebidas premium en lugar del 26 % que dice opta por tres de calidad media. Si lo comparamos con Europa, España está en el primer puesto de los que prefieren bebidas premium.
  • Una tendencia que ha calado fuerte, en línea con el interés de llevar una vida saludable, es la de las bebidas sin alcohol. Y aunque hay crecimientos destacados en agua con gas, zumos, bebidas de té e isotónicas, un 81 % de los españoles afirma que ha consumido cerveza, vino o destilados sin alcohol o de graduación más baja que los tradicionales, productos que han conseguido una gran penetración.

“Entre las conclusiones de este estudio hemos identificado la tendencia hacia los productos premium, que ya se vio en la crisis de 2008 cuando el consumo en los bares se volcó hacia las ginebras de alta gama o las cervezas artesanales. La gran pregunta es a qué bebida afectará ahora”, comenta Celia Rodríguez Retail Intelligence Expert en NielsenIQ.

 

Resumen
Título
La demanda del consumo de bebidas fuera de casa bajó en 2023, según NielsenIQ
Descripción
El pasado año 2023 la hostelería cerró con un descenso de la demanda del 1,4 % respecto al ejercicio anterior, motivado principalmente por la subida de precios en este canal, que se incrementó hasta un 7 % de media en las copas y del 9 % en la cerveza y el agua.
Autor