El encanto de la luz de Lisboa es el resultado de la sutil combinación de una multitud de factores: desde la naturaleza de la radiación solar y de los efectos meteorológicos, que permiten entender la existencia de días particularmente claros, hasta la topografía de la ciudad y de los materiales utilizados para su construcción.

Considerada como un icono inmaterial de la ciudad por excelencia, la luz de Lisboa ha sido reconocida por poetas, escritores, pintores y otros artistas, y captada por los más reputados fotógrafos y cineastas tanto portugueses como extranjeros.

Y ahora, el Museo de Lisboa rinde homenaje a la luz con una exposición titulada A luz de Lisboa. Comisariada por Ana Eiró, profesora de física y exdirectora del Museo Nacional de Historia y Ciencia Natural, y Acacio de Almeida, director de fotografía de cine portugués, hasta el 20 de diciembre esta muestra dedicada a la mítica luz natural de la capital portuguesa aborda no solo cuestiones científicas sobre las propiedades de dicha luz, sino que permite también el descubrimiento de la presencia y de la influencia de la luz de Lisboa en manifestaciones del arte y de la cultura visual de los siglos XX y XXI en la literatura, fotografía, cine y vídeo, pintura y publicidad.

Conciencia de la luz

El comienzo de esta exposición hace un llamamiento al visitante a mirar la ciudad, tomando conciencia de la luz. Se cuestiona la luz y sus propiedades, se fija en los materiales para fachadas y suelos, nos detenemos a pensar sobre el tiempo, el principal responsable de las condiciones, siempre diferente, la luminosidad especial de una ciudad diseñada en un anfiteatro natural con vista al río.

La segunda parte lleva al descubrimiento de las obras de arte de principios del siglo XX hasta nuestros días, los ejemplos de la sensación a través de los ojos de los artistas que han sido seducidos, de alguna manera, por la luz de Lisboa, una ciudad que también ha sido escenario de muchas películas y spot publicitarios, cuyos carteles están recogidos en esta muestra.

La exposición se puede ver de 10:00 a 20:00, de martes a domingo, en Terreiro do Paço, la verdadera puerta de entrada desde el Tajo y donde es posible disfrutar de la luz única de la ciudad, aprovechando paseos por la zona y de la nueva cocina portuguesa en los nuevos establecimientos que han abierto sus puertas, así como cocina tradicional en los restaurantes más antiguos y vivir intensamente todas las experiencias que Lisboa tiene para ofrecer. El precio de la entrada es de 3 euros.

Resumen
La luz de Lisboa, recogida en una exposición
Título
La luz de Lisboa, recogida en una exposición
Descripción
Considerada como un icono inmaterial de la ciudad por excelencia, la luz de Lisboa ha sido reconocida por poetas, escritores, pintores y otros artistas, y captada por los más reputados fotógrafos y cineastas.
Autor