Cada vez son más los expertos que aconsejan realizar cinco comidas al día, por sus beneficios tanto para la digestión como por el aporte de energía y nutrientes. Sin embargo, parece que a los españoles aún nos cuesta tener en cuenta esas recomendaciones: el 82 % se salta la merienda a diario y el 83 % se salta también el almuerzo de media mañana.

Al menos así se desprende del primer Barómetro de Rodilla sobre hábitos y tendencias en alimentación de los españoles, según el cual solo un 18 % afirma merendar todos los días entre semana. A la hora de justificar qué motivo les lleva a no realizar ninguna comida desde el almuerzo hasta la cena, el 47 % reconoce que no tiene hambre por las tardes. Por su parte, un 30 % afirma no tener tiempo para pararse a merendar, mientras que hasta un 17 % asegura, directamente, que la merienda le parece innecesaria.

Las altas cifras de encuestados que se saltan esta comida coinciden con el porcentaje de españoles que afirman no comer nada entre el desayuno y el almuerzo: un 83%, lo que da una muestra de que, en general, los españoles siguen optando mayoritariamente por las tres comidas principales del día.

En casa, solos y con prisas

A la hora de comenzar a analizar los hábitos de ese 18 % de españoles que afirma merendar todos los días, llama la atención el alto porcentaje que afirma realizar esta comida en su casa (78 %) frente al 23 % que, habitualmente, lo hace en su lugar de trabajo. En lo que respecta a la compañía, por su parte, se impone el grupo de los que meriendan solos (59 %), seguidos de los que lo hacen con su pareja (30 %).

Eso sí, ya sea solos o acompañados, los encuestados parecen tener claro que no tienen intención de sacar mucho tiempo en su día a día para esta comida: un 50 % asegura no dedicarle ni diez minutos, frente al 43 % que, al menos, se pasa merendando entre diez y veinte minutos.

Merienda dulce, merienda salada…

En cuanto a los productos más consumidos a media tarde, el café es la bebida estrella con un 39 %, aunque también destaca el porcentaje de encuestados que optan por beber solamente agua: un 26 %. Lo que sí parecen tener más claro los españoles es que, en lo que respecta a qué comer por la tarde, no hay por qué atarse a una cosa u otra, pudiendo optar cada día por algo diferente. De ahí, que un 53 % afirme tomar indistintamente alimentos dulces o salados, dependiendo de la ocasión.

Cuando se trata de una merienda con productos dulces, la bollería es la reina de las meriendas para el 47 % de los encuestados, seguida de las galletas (26 %). Por su parte, entre los salados, los bocadillos (27 %) y sándwiches (21 %) se imponen como las opciones preferidas de los españoles. Respecto a los que no se decantan ni por dulce ni por salado, aseguran aprovechar la merienda para tomar otro tipo de productos como fruta (36 %) y yogures (23 %).

Resumen
Título
La merienda, esa sana costumbre medio olvidada
Descripción
Una sana costumbre medio olvidada: el 82 % de los españoles se salta la merienda a diario y el 83 % se salta también el almuerzo de media mañana.
Autor