Tras más de veinticinco años defendiendo su propuesta de gastronomía dulce, y tras haber sido reconocido nacional e internacionalmente por su capacidad creativa e innovadora, Oriol Balaguer inaugura en Barcelona su primer espacio salado, junto a Marta Rams. 

Se trata de Quatre Coses, un establecimiento con un concepto informal, de picoteo y una cocina abierta todo el día que ofrece una carta viva de raciones, tapas y platos de cuchara, junto a las creaciones dulces de Oriol Balaguer que, por primera vez, comparte cocina con su mujer, Marta Rams.

Ambos comenzaron hace más veinte años en el equipo de Talaia Mar, restaurante dirigido por Carles Abellán con el asesoramiento de Ferran Adrià. A partir de este momento, Balaguer y Rams comenzaron a trabajar juntos la marca Oriol Balaguer y, durante este tiempo, han alcanzado el reto de posicionar la cultura del dulce a través de sus espacios en Madrid —Boutique Oriol Balaguer y La Duquesita— y Barcelona, con Boutique OB, Obrador y Classic Line.

“Ahora, Quatre Coses supone seguir creciendo en lo profesional y cerrar mi círculo en la gastronomía. Seguiré trabajando e innovando en mis propuestas dulces, y también en la panadería y los helados. Tenía pendiente adentrarme en el terreno salado. Mis inicios en la gastronomía fueron con Marta y estamos muy ilusionados de este nuevo proyecto que de una manera significa volver a nuestros orígenes”, explica Oriol Balaguer.

La carta… en salado

El nombre del local, Quatre Coses, viene de un término muy personal de la familia: “Cuando salimos a comer fuera de casa siempre utilizamos la expresión ‘vamos a picar quatre coses’ y al arrancar el proyecto tuvimos claro que sería el nombre de nuestro espacio”, explica Marta Rams. El maestro pastelero y la cocinera conceden protagonismo absoluto al producto y a la materia prima de máxima calidad con una carta viva adaptada a cada momento. Desayunos, aperitivos, raciones individuales, ensaladas y platos chuchara. “El objetivo es que la gente disfrute de la comida a cualquier hora. Con posibilidad de comer de manera distendida o tomar algo rápido sin renunciar a la calidad”, señala Balaguer.

En la carta se pueden degustar desde propuestas como Esturión Ahumado; Ostras Louis; Terrina de Foie o Sobrasada de Villalonga; platos ligeros como Ensaladas de Mozzarela y EspárragosTomate y Arenque; Burratina Tomate o Albahaca; platillos de Atún tomate con Hojaldre, Dados de Butifarra y Mostaza, Tortilla de Patatas, Berenjenas Asiáticas; y raciones de cazuela como Calamares con cebolla, Garbanzos con butifarra negra o Fricandó.

Y los postres… en dulce

Pero naturalmente no faltarán las creaciones dulces de Oriol Balaguer, desde postres en carta que saldrán desde cocina hasta una amplia propuesta expuesta en barra como sus hojaldres —croissants, palmeras, chucho o caracola—, así como la colección de bombones, o su reconocido Panettone, en las diferentes versiones.

Además, para completar la oferta, se ofrecerá en la zona de barra su variedad de panes —Pirineo, Montaña, Coca o Quiche— para llevar el producto elaborado diariamente en su obrador.

Resumen
Título
Un maestro de lo dulce abre su primer espacio salado
Descripción
Tras más de veinticinco años defendiendo su propuesta de dulce, Oriol Balaguer inaugura en Barcelona su primer espacio salado, junto a Marta Rams.
Autor