La elevada preocupación por el estado de nuestros mares y océanos está impulsando una serie de cambios en los hábitos de consumo de pescado, encaminados a su protección. De hecho, uno de cada tres consumidores teme que para 2040 su pescado favorito ya haya desaparecido del menú.

Es la principal conclusión de un estudio encargado por Marine Stewardship Council (MSC) —ONG que establece una serie de estándares para la pesca sostenible y trazabilidad de productos pesqueros— del que la organización internacional ha hecho públicos sus resultados con motivo de la celebración hoy lunes, 8 de junio, del Día Mundial de los Océanos 2020.

Nuevos hábitos de consumo de pescado

El estudio —la mayor encuesta de este tipo, con más de 20.000 participantes de 23 países, realizada por GlobeScan, consultoría independiente especializada en estudios de mercado— revela que seis de cada diez consumidores de pescado (el 58 %) ya habían cambiado el año pasado sus hábitos en cuanto a elegir y comprar pescado, con la intención de proteger a los peces de nuestros mares, con acciones como cambiar de marca, o de producto, por aquellas que dicen que ayudan a proteger los océanos, o a los peces (23 %), adquirir especies de pescado diferentes (17 %), o ir a comprar el pescado a otro establecimiento (15 %). Ocho de cada diez consumidores (83 %) están dispuestos a tomar más medidas en un futuro para proteger a nuestros océanos.

Esta iniciativa se está viendo impulsada por el hecho de que, a nivel mundial, a una de cada tres personas (31 %) le preocupa que su pescado favorito no vaya a estar disponible dentro de veinte años, un porcentaje es mayor en las edades comprendidas entre los 18 y los 24 años (37 %) que en los mayores de 55 (27 %). El año pasado, jóvenes, padres y madres se mostraron más proclives a actuar para proteger a los peces y a los productos pesqueros y están dispuestos a volverlo a hacer en un futuro . Entre los aficionados al pescado, dos tercios (65 %) señalan que para que pueda haber en el mar pescado en abundancia es esencial comprar productos pesqueros de origen sostenible y, dos quintas partes (44 %) declaran haber reconocido productos con el sello de sostenible al ir comprar.

Según un artículo publicado en la revista científica PNAS, se estima que en los océanos se concentra entre el 50 5 y el 80 % de la vida del planeta, productos pesqueros que son una fuente de proteínas muy importante para unos 3.200 millones de personas de todo el mundo, según la FAO. En una de cada tres pesquerías de todo el mundo, sin embargo, se ha estado pescando por encima de sus límites de sostenibilidad y en el 60% se pesca al máximo de su capacidad .

“Con la sobrepesca, el cambio climático y la contaminación presionando cada vez más a nuestros océanos, las decisiones que tomamos como consumidores nunca habían tenido más importancia. Este estudio demuestra que a la gente realmente le preocupa la procedencia de los productos pesqueros y cómo se obtienen. En estos momentos en que la industria pesquera se está enfrentando a retos sin precedentes, como resultado de la pandemia del coronavirus, todos podemos participar en apoyo de los pescadores que están comprometidos con la pesca sostenible y ayudar a proteger los ecosistemas marinos y a nuestros recursos pesqueros para las generaciones futuras”, explica Rupert Howes, director ejecutivo de MSC.

Resumen
La preocupación por los océanos está cambiando los hábitos de consumo de pescado
Título
La preocupación por los océanos está cambiando los hábitos de consumo de pescado
Descripción
La preocupación por el estado de nuestros mares y océanos está impulsando una serie de cambios en los hábitos de consumo de pescado, encaminados a su protección. De hecho, uno de cada tres consumidores teme que para 2040 su pescado favorito ya haya desaparecido.
Autor