Tras la apresurada declaración del pasado jueves señalando a España como el origen del  brote provocado por una bacteria intestinal -E. Coli- que ha acabado ya con la vida de seis personas en Alemania, la Comisión Europea rectificó ayer su postura, reconociendo que la contaminación de los pepinos causantes pudo no haberse producido en el […]

Tras la apresurada declaración del pasado jueves señalando a España como el origen del  brote provocado por una bacteria intestinal -E. Coli- que ha acabado ya con la vida de seis personas en Alemania, la Comisión Europea rectificó ayer su postura, reconociendo que la contaminación de los pepinos causantes pudo no haberse producido en el lugar de origen, que según la acusación inicial apuntaba a Almería como origen del cultivo y a una empresa malagueña como distribuidora.

Fue el propio portavoz de Sanidad y Consumo del ejecutivo comunitario, Fréderic Vincent, quien ayer declaraba que “la contaminación pudo producirse en el transporte o en la distribución a tiendas en la propia Alemania”, aunque solicitó a las autoridades españolas que “lo verifiquen”.

Por su parte, la Junta de Andalucía ha asegurado que los tres análisis realizados por la propia cooperativa malagueña y acreditados por una entidad certificadora, dieron negativos respecto a la presencia de la bacteria, aunque aún se está a la espera de los realizados por la Consejería de Salud, que preventivamente ha inmovilizado 5.000 kilos de pepinos pertenecientes a los lotes sospechosos.

Indignación en todos los estamentos españoles

Tanto los representantes del sector agrícola como la Junta de Andalucía y el propio Gobierno español han advertido seriamente de los “daños irreparables” causados al sector agrícola. La ministra Rosa Aguilar coincidió ayer en que el hecho de que nuestro país haya sido señalado como origen del caso “causa un daño irreparable al sector cuando nuestro nivel de seguridad y de calidad es extraordinariamente alto”.

De hecho, las primeras consecuencias relacionadas con la alarma sanitaria ya se han producido: sólo ayer quedaron sin vender en Almería más de 200.000 kilos de pepinos, debido a las dudas de los principales países sobre la posibilidad de presencia de la bacteria.

La bacteria E. Coli señalada como origen del brote puede causar hemorragias en el sistema digestivo y es potencialmente mortal. En este caso ha afectado ya a más de 800 personas, en su mayoría mujeres, no solo en Alemania sino además en otros países como Suecia, Finlandia, el Reino Unido y Holanda, donde también se han registrado casos. La E. Coli se transmite al ser humano a través de carne contaminada, leche cruda y vegetales o frutas que hayan estado en contacto con heces de animales infectados.