El Ayuntamiento de la localidad guipuzcoana de Ordizia organiza por segundo año consecutivo un concurso fotográfico que bajo el tema La vida en torno al mercado de Ordizia,  tiene abierta la participación a cualquier persona que lo desee, sin ningún tipo de limitación y con inscripción gratuita. El plazo de presentación de las obras, que […]

El Ayuntamiento de la localidad guipuzcoana de Ordizia organiza por segundo año consecutivo un concurso fotográfico que bajo el tema La vida en torno al mercado de Ordizia,  tiene abierta la participación a cualquier persona que lo desee, sin ningún tipo de limitación y con inscripción gratuita.

El plazo de presentación de las obras, que deberán entregarse en el Centro de la Alimentación y la Gastronomía D´elikatuz de Ordizia, finalizará el próximo 30 de septiembre.

El fallo de jurado -compuesto por profesionales, asociaciones fotográficas locales y miembros de la comisión del mercado- se dará a conocer el 2 de noviembre. Posteriormente, a parir del 30 de ese mismo mes, se celebrará una exposición con las obras seleccionadas que tendrá lugar en el centro D´elikatuz.

Una Feria histórica

mercado-ordizia2El mercado o feria de Ordizia se organiza semanalmente, todos los miércoles, desde tiempos inmemoriales en un encuentro que reúne a compradores y vendedores de productos agrícolas y ganaderos procedentes de todos los alrededores.

Las primeras ferias de Ordizia se realizaron en torno a la Ermita de San Bartolomé (S. XI-XII), punto de encuentro de los primitivos productores del entorno, una reunión comercial que quedó quedaron definitivamente consolidada y reglamentada cuando el núcleo ordiziano se constituye en Villa y recibe el fuero de Vitoria, en 1268.

El mayor revulsivo económico que tuvo la villa tiene su origen en el incendio de 1512, ese año la Junta de Zumaia concedió una ayuda para la reconstrucción de la villa y la reina Doña Juana otorgó «Real facultad para que pudiera celebrarse mercado franco semanal todos los miércoles del año».

La Plaza Mayor, eje central del encuentro

Con diversas vicisitudes funcionó el mercado, hasta asentarse definitivamente en el siglo XVIII. La llegada del tren en 1870 dio un gran impulso a la feria. El punto central de este mercado, que se extiende por gran parte del centro de Ordizia, es la Plaza Mayor; que actualmente se presenta cubierta por una estructura singular donde destacan sus gruesas columnas y que ha sido diseñada específicamente para acoger el mercado semanal.

En 2002, Ordizia inauguró una nueva feria semanal que se celebra todos los viernes por la tarde. Se trata de un mercado diferente porque en él se exhiben y venden directamente los mejores productos del caserío vasco, productos propios de cada temporada recién salidos del campo, con la máxima calidad y con todas las garantías de producción agroalimentaria.