Los científicos de la Universidad estadounidense de Cornell (Ithaca, NY) están pidiendo a los amantes del vino de todo el mundo que aporten propuestas de nombres creativos para dos nuevas variedades de uvas que verán la luz próximamente, como parte de su programa de cultivo previsto para 2013. Las dos últimas variedades de uva desarrolladas […]

Los científicos de la Universidad estadounidense de Cornell (Ithaca, NY) están pidiendo a los amantes del vino de todo el mundo que aporten propuestas de nombres creativos para dos nuevas variedades de uvas que verán la luz próximamente, como parte de su programa de cultivo previsto para 2013.

Las dos últimas variedades de uva desarrolladas por el profesor Bruce Reisch, del Departamento de Horticultura de este centro docente, incluyen una uva blanca resistente al frío y una innovadora uva orgánica de color rojo oscuro.
La primera posee unas cualidades aromáticas cítricas y la segunda contiene unos atractivos toques de arándano. Sin embargo, sus actuales nombres científicos –NY76.0844.24 y NY95.0301.01– resultan muy poco sugerentes de cara al público.

 

De modo que el profesor Reisch ha pensado que la realización de un concurso entre todos los amantes del vino que se consideren suficientemente creativos como para bautizar una uva podría ser  una buena solución a su problema.

El Briefing

Pero antes de enviar un posible nombre a esta Universidad, debe tener en cuenta algunas precisiones: así como existe una ciencia para desarrollar una gran uva, puntualiza Reisch, hay mucho que considerar a la hora de darle un nombre. No sólo debe ser único –existen otras 7.000 variedades de uva– sino que también debe ser comercializable, razonablemente fácil de pronunciar y contener connotaciones positivas.

Su creador considera que el ideal sería un nombre con ‘sonido’ extranjero (desde el punto de vista norteamericano) o similar a los de variedades ya ampliamente establecidas, una combinación que funcionó muy bien en el caso de la uva ‘Noiret’, una variedad que se desarrolló en el programa de cultivo de 2006.

Hasta el momento, la solicitud de la Universidad de Cornell parece haber tenido sus frutos. El profesor Reisch ha recibido ya más de 100 propuestas procedentes de todo el mundo, incluyendo lugares como Australia o Escandinavia.

Si usted cree tener alguna buena sugerencia, será bien aceptada en esta dirección: bruce.reisch@cornell.edu

{jathumbnail off}