Un espacio en el que toda la familia disfrute cocinando y comiendo, práctica y funcional, pero también bonita y atractiva. Una distribución que aproveche eficazmente los espacios, incluyendo una reserva para el almacenamiento. Y, por supuesto, con unos materiales resistentes a las altas temperaturas, al rayado o la abrasión, pero fáciles de limpiar.

Son algunas de las recomendaciones a tener en cuenta a la hora de planificar la renovación de una cocina que los expertos de la Asociación de Mobiliario de Cocina (AMC) —organización que representa a las principales empresas de equipamiento de cocina en España— han querido ofrecer para tener éxito en la reforma y conseguir la armonía a través de tres pilares fundamentales: la planificación, la distribución y la elección de los materiales.

Renovar la cocina con éxito

PLANIFICACIÓN

En cuanto a la planificación, se trata de utilizar las posibilidades de disposición para un eficaz aprovechamiento del espacio. Y, para ello, recomiendan:

Dibujar un plano que tenga en cuenta, por ejemplo, la longitud y anchura de paredes, rejillas de ventilación, ventanas o incluso la altura de la encimera.

— En función del tamaño y el corte de la habitación, decidir la disposición más cómoda del llamado triángulo de trabajo: zona de cocción, zona de lavado y zona de almacenaje.

  • Por ejemplo la accesibilidad, integrando los electrodomésticos de cocción más utilizados a una altura de alcance cómoda para la espalda.
  • El fregadero debe tener una anchura ideal de 60 cm para contar con el suficiente espacio de trabajo. Además, se recomienda una altura de 10 cm debajo de la altura del codo. En cuanto a su ubicación, lo ideal es colocarlo junto al lavavajillas para así acortar recorridos.
  • La organización del espacio de almacenaje también es clave para lograr una cocina funcional y ergonómica. Es recomendable que la profundidad de los muebles altos sea de 35 a 37 cm, con una distancia entre ellos y la encimera de entre 60 y 70 cm. Los módulos superiores suelen colocarse a 140 cm del suelo, basándonos en la altura media de los usuarios.

DISTRIBUCIÓN

En la mayoría de los casos, la cocina es el espacio con más movimiento de un hogar, por lo que es importante una buena distribución y organización:

Cocina de una fila: como solución básica, deberá tener una longitud mínima de 3,60 metros para que resulte funcional.

Cocina de dos filas: ofrece más comodidad al ser los recorridos más cortos. Debería tener, como mínimo, 1,20 m. entre dos filas de armarios, ya que hay que incluir la necesidad de espacio para abrir las puertas.

La forma en L es apropiada para las cocinas con determinadas posiciones de puertas y ventanas, acondicionando un lugar para comer.

Las formas en G o en U, resultan aún más confortables, pero debemos contar con una anchura mínima de 2,40 m.

La cocina independiente en el centro o con isla central es muy buena opción si disponemos de un espacio de grandes dimensiones, teniendo en cuenta que debemos contar con un mínimo libre alrededor de 90 cm. Precisaremos también llevar a la parte central instalaciones de agua y luz.

MATERIALES

Tanto en encimeras, barras de cocina, como en el propio mobiliario los materiales deben tener ciertas características de resistencia a altas temperaturas, al rayado o abrasión, pero también que sean fáciles de limpiar. Algunos de los más utilizados son los siguientes:

— Los laminados son los más habituales en el mobiliario de cocina por ser económicos, resistentes e impermeables.

Los muebles polilaminados tienen un recubrimiento más moldeable y se adaptan mejor a formas complejas consiguiendo una estética más limpia, y también es un material fácil de limpiar y con bastante resistencia y durabilidad.

Los lacados son algo más delicados, ya que la terminación en brillo es algo más propensa a rayarse, aunque ya están disponibles en una gran gama de colores y diseños.

La madera sigue siendo uno de los más materiales más apreciados para muebles en general. Hoy en día hay una gran variedad colores y acabados. Suelen tener una alta durabilidad, pero también requieren mayores cuidados de mantenimiento.

Resumen
Todo lo que hay que saber a la hora de renovar la cocina
Título
Todo lo que hay que saber a la hora de renovar la cocina
Descripción
Un espacio en el que toda la familia disfrute cocinando y comiendo, práctica y funcional, pero también bonita y atractiva. Una distribución que aproveche eficazmente los espacios, incluyendo una reserva para el almacenamiento...
Autor