Los envases metálicos actúan como almacenes de alimentos y son capaces de guardar cosechas para su uso en el futuro, en todas las condiciones logísticas y climáticas, ofreciendo una solución real a la problemática del desperdicio alimentario.

Según la Asociación Metalgráfica Española (AME) los envases metálicos son extremadamente resistentes, casi indestructibles, de modo que actuarían como almacenes de alimentos, capaces de guardar cosechas para su uso en el futuro, en todas las condiciones logísticas y climáticas.

Las latas tienen una vida útil inigualable y protege su contenido durante mucho tiempo, sin refrigeración. Alimentos y bebidas en lata no solo han sido claves en el suministro de víveres en situaciones de emergencia en todo el mundo, sino que contribuyen a reducir la brecha entre los alimentos que se producen y los que se consumen, ofreciendo una solución real a la problemática del desperdicio alimentario.

Pero además —y siempre según AME— las conservas enlatadas facilitan la incorporación a la dieta de alimentos de todos los grupos en las cantidades adecuadas gracias a sus características. Los alimentos enlatados destacan por ser frescos y nutritivos y los envases metálicos se distinguen por su versatilidad para envasar todo tipo de productos y por proteger el contenido durante mucho tiempo sin refrigeración.

Del campo o el mar, a la lata

Los productos enlatados son absolutamente frescos porque las materias primas se recolectan, se transportan a las fábricas —que se encuentran junto a los campos o a los puertos— se inspeccionan, lavan y enlatan. Entre la cosecha y el enlatado de verduras, por ejemplo, transcurren solamente entre dos y cuatro horas. Van del campo o del mar directamente a la lata.

Otra de las características de los alimentos enlatados es que son nutritivos. Esto es porque durante el tratamiento de conservación no sólo se destruyen las bacterias responsables del deterioro de la comida sino que se eliminan los residuos de pesticidas que a menudo se encuentran en los alimentos frescos. El proceso de enlatado retiene en el interior del envase metálico el aroma, las vitaminas, antioxidantes y nutrientes esenciales, dejando fuera del mismo las impurezas.

Finalmente, la Asociación Metalgráfica Española destaca la versatilidad de los envases metálicos que permiten contener todo tipo de productos, tanto vegetales como animales y envasar desde alimentos frescos hasta platos ya elaborados o productos gourmet y delicatessen.

 

Resumen
Título
Los envases metálicos, almacenes de alimentos para el futuro
Descripción
Los envases metálicos actúan como almacenes de alimentos y son capaces de guardar cosechas para su uso en el futuro, en todas las condiciones logísticas y climáticas.
Autor