Casi el sesenta por ciento de los jóvenes preferiría cambiar la cocina antes que el coche. Una generación que necesita que los espacios de la casa, cada vez más reducidos, se adecuen a su rápido ritmo de vida y, por tanto, la cocina pasa a convertirse para ellos en el nuevo centro neurálgico de la vivienda.

Al menos así se deduce del reciente Estudio Tendencias Cocina realizado por la Asociación de Mobiliario de Cocina (AMC) durante Espacio Cocina SICI 2019 en Feria Valencia, que indica que la generación comprendida entre los 25 y 35 años está cambiando las tendencias y el estilo de vida tal y como tradicionalmente lo conocemos, y prefiere invertir sus recursos en reformar la cocina (un 57,1 % del total de los encuestados) antes que cambiar su coche (42,9 %). En este sentido, las nuevas formas de movilidad como el carsharing o el renting, en las que ya no se plantea la propiedad del vehículo, son fundamentales para entender esta tendencia.

Sin embargo, los mayores de 35 años siguen teniendo como prioridad la renovación del coche con un 52,6 % de los encuestados, cuya tendencia crece ligeramente entre los mayores de 45 años con un 54,8 %. Asimismo, las cifras del informe también revelan que ahora son los hombres los que prefieren atreverse con una reforma (55,8 %) frente a las mujeres (42,9 %).

Más cocina, más social y más sostenible

Según el estudio de la AMC, esta generación de jóvenes entre los 25 y 35 años demanda, cada vez más, que los espacios de la casa, cada vez más reducidos, se adecuen a su rápido ritmo de vida, por tanto, la cocina pasa a convertirse en el nuevo centro neurálgico de la vivienda. Tanto es así que del 74,1 % de las personas que afirmaron tener intención de reformar o haber reformado la cocina en los últimos años, el 36,8 % de los Millennial reconoció como principal motivo “estar hartos de su antigua cocina” —seguramente por no ser suficientemente operativa—, mientras que el 31,6 % lo atribuyó a “la compra reciente de su vivienda y la necesidad de adaptarla a sus necesidades”.

“La preferencia cada vez más extendida en Europa del Open Concept para disfrutar de la cocina en compañía y mostrarla a nuestros invitados como joya de la casa”, explica el director general de la Asociación de Mobiliario de Cocina (AMC), Sebastián Acedo.

En este sentido, y según el estudio, el 42,1% de los Millennials encuestados sería la generación que más dinero invertiría en la reforma de la cocina ya que además “valora la importancia del diseño y la calidad de los muebles”, dedicando incluso entre 10.000 y 20.000 euros de su presupuesto o recursos.

Jóvenes, digitales e hiperconectados

Y en cuanto a funcionalidad y tecnología, esta generación más joven, digital e hiperconectada, prefiere, según este estudio, cocinas inteligentes con electrodomésticos y griferías que se controlen mediante apps y dispositivos tipo Alexa que asisten al consumidor con opciones hasta ahora nunca vistas para controlar un mayor número de las tareas habituales del hogar. Por ejemplo, con frigoríficos que pueden ajustar la temperatura desde el móvil o con cámaras en su interior para ver qué alimentos necesitamos comprar cuando estemos en el supermercado.

Pero, además, son jóvenes que también cuentan con altos valores sociales y éticos y buscan una cocina eficiente con electrodomésticos de última generación, que no solo hagan menos ruido, sean más limpios y con más potencia, sino que cumplan con la eficiencia energética que tanto les preocupa, por ejemplo, con grifos que cuentan con limitador de caudal para evitar hábitos derrochadores en el consumo de agua.

Resumen
Los jóvenes eligen: menos coche y más cocina
Título
Los jóvenes eligen: menos coche y más cocina
Descripción
Casi el 60 % de los jóvenes preferiría cambiar la cocina antes que el coche. Una generación que necesita que los espacios de la casa, cada vez más reducidos, se adecuen a su ritmo de vida, por lo que la cocina pasa a ser protagonista.
Autor