La alcaldía de Nueva York, con el popular Michael Bloomberg al frente, se han sumado a los diversos planes nacionales puestos en marcha en todo el país para luchar contra la obesidad infantil, liderados en buena parte por la primera dama, Michelle Obama y su programa ‘Lest’s Move’, en el que participa muy activamente el […]

La alcaldía de Nueva York, con el popular Michael Bloomberg al frente, se han sumado a los diversos planes nacionales puestos en marcha en todo el país para luchar contra la obesidad infantil, liderados en buena parte por la primera dama, Michelle Obama y su programa ‘Lest’s Move’, en el que participa muy activamente el cocinero español establecido en EE.UU. José Andrés.

El Departamento municipal de Educación, con el apoyo del Fondo del Ayuntamiento y del Fondo para Escuelas Públicas, ha instalado ya más de 1.000 barras de ensaladas en escuelas de toda la ciudad como parte de la iniciativa ‘NYC School Salad’ (Ensaladas en las escuelas de Nueva York).

Lucha contra la obesidad

A través del ‘Grupo de Trabajo contra la Obesidad’, formado para este fin, la ciudad terminará de instalar barras de ensaladas en todas sus escuelas públicas antes de 2015, garantizando así que los niños de Nueva York tengan acceso diario en las escuelas a frutas y verduras frescas y ayudándoles a aprender a tomar decisiones saludables de por vida.

barras-ensaladas4Buenos resultados

En diciembre de 2011 Nueva York logró una importante victoria en la batalla contra la obesidad cuando, después de años de esfuerzo para mejorar la nutrición y ampliar las oportunidades de ejercicio físico para los neoyorkinos, la ciudad experimentó una significativa caída en las tasas de obesidad infantil.

Contrariamente a las tendencias nacionales, las tasas de obesidad para estudiantes de escuelas en Nueva York, medidos a través de los estudiantes de octavo grado, disminuyeron 5,5% de 2006 a 2011.

A pesar de esta buena noticia, dos de cada cinco niños de la escuela primaria de Nueva York sufren todavía de sobrepeso u obesidad, con graves consecuencias para la salud como la hipertensión, exceso de colesterol o diabetes tipo 2. Los niños y adolescentes con sobrepeso cuentan con muchas más probabilidades de convertirse en adultos obesos.

barras-ensaladas2Fuentes de agua fresca

Además de ampliar la disponibilidad de barras de ensaladas, Nueva York está impulsando la instalación de fuentes de agua fresca de grifo en las escuelas, fácilmente disponible para los estudiantes. El objetivo es ofrecer el agua como una sana alternativa a los refrescos, teniendo en cuenta que aproximadamente un tercio del azúcar en la dieta diaria de los niños proviene de las bebidas carbonatadas.

Contra los refrescos azucarados

En este sentido, a finales de mayo de este año el alcalde Michael Bloomberg anunció su decisión de prohibir la venta de refrescos azucarados en envases con un volumen por encima de 16 onzas (473 mililitros, menos de medio litro), propuesta que será discutida y en su caso aprobada a mediados del próximo mes de septiembre.

La medida fue ampliamente respondida por la casi totalidad de medios, productores, consumidores y establecimientos de hostelería, tildando al alcalde de ‘niñera’ de los ciudadanos y a la medida como una ‘locura’. El mismísimo McDonald’s expresó por Twitter que “la cadena confiaba plenamente en el buen criterio de sus clientes”.

{jathumbnail off}