Desde el pasado viernes, Andalucía y concretamente el Condado de Huelva, cuenta con una nueva Denominación de Origen vinícola: el Vino Naranja del Condado de Huelva.  Efectivamente, el jueves 14 de julio, el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía publicaba la orden por la que se reconoce el nivel de protección de vino aromatizado […]

Desde el pasado viernes, Andalucía y concretamente el Condado de Huelva, cuenta con una nueva Denominación de Origen vinícola: el Vino Naranja del Condado de Huelva.  Efectivamente, el jueves 14 de julio, el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía publicaba la orden por la que se reconoce el nivel de protección de vino aromatizado con denominación de origen al ‘Vino Naranja del Condado de Huelva’.

El Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen Condado de Huelva ha celebrado con satisfacción este reconocimiento que hace años que se venía reivindicando por muchas razones, entre otras porque se trata de un vino que lleva tiempo otorgando grandes éxitos a muchas bodegas del sector vitivinícola onubense – es el vino más comercializado y exportado a Estados Unidos- pero sobre todo, porque al no verse reconocido como vino con Denominación de Origen, sufría numerosas trabas para su comercialización, especialmente en los mercados más exigentes.

Otra de las reivindicaciones históricas del Consejo Regulador estaba relacionada con el hecho de que al no estar amparado por la DO, provocaba que muchas regiones vitivinícolas estuvieran copiando este tipo de vino tan característico de la zona del Condado de Huelva, donde se elabora con un proceso de obtención a partir de vinos generosos zalemos (la uva Zalema es la uva autóctona del Condado), que los hacen únicos y genuinos del Condado.

Un vino con historia

El vino aromatizado de naranja, ‘Vino Naranja’ del Condado de Huelva, es un producto único y específico, de tradición histórica en la comarca. Existen bodegas de gran renombre como Bodegas del Diezmo Nuevo, fundada en 1770, de Moguer, que en 1860 saca al mercado este tipo de vino, con gran aceptación en la comarca, como refleja Juan Ramón Jiménez en su obra “Platero y yo”.

Otras bodegas de la zona del Condado, principalmente familiares, ya a principios del siglo XX seleccionaban las mejores uvas en los lagares para destinarlas a la elaboración de este producto, que sacaban al mercado tras años de crianza en las botas de roble con más solera de las bodegas.

El “Vino Naranja” del Condado de Huelva se caracteriza fundamentalmente por el medio natural donde se producen y envejecen, influenciados de forma notable y singular por la proximidad al Parque Nacional de Doñana, considerado como uno de los pulmones de Europa, y siendo la zona del Condado de Huelva denominada “Entorno de Doñana”.