El cocinero Paco Morales continúa fiel a la cocina menorquina en la que será ya su tercera temporada en el restaurante del Hotel Torralbenc, en Menorca. El agroturismo de lujo en la isla, inaugurado en 2013, cuenta de nuevo con el asesoramiento del chef cordobés en su propuesta gastronómica.

Este año Paco Morales profundiza todavía más en la cultura gastronómica de la isla, buscando identificar su cocina con la tierra y el entorno menorquín y los productos que ofrecen. Para ello utiliza producto de proximidad procedente de lonjas, granjas, huertas propias y pequeños productores de ganado, siempre escogiendo el producto que se encuentre en su mejor momento, aplicando la filosofía que le caracteriza de “búsqueda de la perfección, con sentido común”.

Al igual que en 2013 y 2014, se mantienen dos propuestas diferenciadas, adaptadas a los horarios y demandas. Al mediodía la carta contempla propuestas más informales, para disfrutar, por ejemplo, en un descanso de la piscina. Entre los entrantes se encuentran platos refrescantes como una Ensalada de la huerta con productos recolectados en Torralbenc, las pastas como los Tagliatelle con pesto de albahaca y piñones, los arroces, entre los que destaca un Arroz meloso de verduras o una Fideua de calamar de la costa, así como los pescados frescos de lonja y las carnes.

Por la noche, sin embargo, la propuesta pasa a ser más gastronómica, con una carta dividida en entrantes, principales y postres, este año con novedades como Royal templada de queso curado de Mahón, crema de anchoa, espárrago blanco y espinacas tiernas, Pargo asado a la sal con alcachofas a la menta o Pierna de cordero con patatas, alcaparras y rábanos. Se mantienen también creaciones del pasado año, ‘intocables’ como Perfecto-Imperfecto de maíz, quisquillas, guindilla y arenque ahumado, Cochinillo tostado con puré de ciruela y patata chafada con sobrasada, Cap Roig con patata chafada al aceite de oliva virgen y Suquet o Pollito asado con toques de hierbas frescas y ajetes tiernos.

Para terminar, diferentes opciones para los más y menos golosos, desde Frutos rojos del jardín con sopa de coco y galleta, Tabla de quesos menorquines a Bizcocho de orejones, crema de limón y helado de almendra.

El restaurante Torralbenc, abierto todos los días, se integra en el conjunto de edificaciones construido sobre una antigua finca dedicada anteriormente a la ganadería y la agricultura. Está ubicado en el antiguo edificio destinado al almacenaje de la cosecha y las barricas de vino y cuenta con una terraza al aire libre con vistas a los jardines y al mar. Haciendo honor a su esencia original, el restaurante, rodeado de viñedos y olivos, cuenta con huerto propio y ecológico del que, en parte, se abastece.