Tras la floración de los cerezos la pasada primavera, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte ha comenzado a certificar las primeras picotas de las cuatro variedades certificadas: Pico Limón Negro, Pico Negro, Pico Colorado y Ambrunés, esta última, la más apreciada por ser la que más tiempo madura en el árbol al sol, y por tanto es la más dulce.

“La calidad del producto se presenta buena aunque la campaña este año es ligeramente inferior a la pasada, con una previsión de siete millones y medio de kilos de picota certificada. Esperamos que la climatología nos acompañe para poder recoger toda la cosecha que se terminará a finales de julio”, ha declarado el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte, Ignacio Montero.

En la pasada campaña 2014, la Denominación de Origen cerró el año con 9,3 millones de kilos de cerezas y picotas certificados, duplicando su producción respecto a la campaña anterior. De esta cifra, más de 8,2 millones de kilos correspondieron a picotas del Jerte, el 87,5% del total.

En el Valle del Jerte el cultivo de las cerezas se desempeña de una manera natural, tradicional y sin aditivos, lo que consigue que las cerezas y picotas tengan un sabor único y un altísimo contenido en vitaminas, oligoelementos, flavonoides, etc. Tras una cuidadosa selección a pie de árbol, de acuerdo a un riguroso control de calidad, sólo las mejores se identifican con el sello de la Denominación de Origen Cereza del Jerte.

Sin rabito

Las Picotas del Jerte son un producto exclusivo que se distingue por su sabor y dulzura. Son las únicas que se desprenden del árbol sin rabito, pero hay más características que las diferencian del resto: su textura carnosa y más crujiente, su tamaño de un calibre de menor tamaño —comprende desde los 22 a los 26 milímetros— y su sabor más dulce y su color. Su cultivo natural y su recogida y tratamiento tradicionales multiplican sus propiedades y permiten que lleguen a los mercados en el momento óptimo para el consumo.

Un producto de calidad que cada vez está más demandado tanto en el mercado nacional como internacional, sobre todo en Alemania y en Reino Unido. De hecho, el 70% de la producción de Picotas del Jerte se exporta.

El Consejo Regulador de Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte es una entidad que trabaja para promocionar y certificar el origen y la calidad de los productos protegidos. Sus principales objetivos son difundir la imagen corporativa de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte, así como promocionar el cultivo y la comercialización de cerezas de calidad.

 

Resumen
Título
Llegan las primeras picotas del Valle del Jerte
Descripción
El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte ha comenzado a certificar las primeras picotas de las cuatro variedades certificadas.
Autor