Ya ha pasado un año desde que la alta cocina informal de Paco Morales se instalara en el madrileño restaurante Al Trapo. Y para celebrarlo ha preparado una cena única en la que se podrán probar juntos siete de los platos que en este año se han consolidado como clásicos en el restaurante asesorado por el chef cordobés en Madrid.

El menú, que se ofrecerá solo la noche del 13 de noviembre, contiene los platos más representativos de su carta durante este año. Con un precio cerrado de 50 euros estará compuesto por: Croissant de Centolla con mahonesa de kimchi, Bollo preñao de morcilla con huevo de codorniz, A modo de ensalada, mozzarella ahumada y verduras del momento aliñadas con achiote, Tartar de solomillo de ternera aliñado con helado de mostaza y salsa de pimienta negra, Pez espada con fondo marino, mahonesa de azafrán y fideos negros al ajillo, Pichón asado con pasta udon, setas y salsa de ostras y como postre Leche de soja con jengibre, untuoso de limón, toffee y chocolate blanco y Árbol de la felicidad. Todo compañado por una selección de vinos incluidos en el precio.

Todos los platos han sido diseñados por Morales y son ejecutados por un consolidado equipo de cocina encabezado por Rafael Cordón, chef de Al Trapo.

Durante su primer año la cocina de Al Trapo ha ido evolucionando y consolidándose con varios cambios de carta atendiendo a la temporalidad de los productos, pero bajo el prisma siempre de la alta cocina informal. Patos elaborados con el rigor técnico de la alta cocina conjugado con una puesta en escena libre de prejuicios, acorde al estilo del local, y todo ello a precios razonables.