Merendar un buen pastel de cerezas como el que prepara Norma en Twin Peaks, sentir que somos uno más de Juego de Tronos bebiendo una leche de amapola; o de Star Trek, con el famoso vino de sangre. En definitiva, cocinar y comer los platos que aparecen en nuestras series, películas, libros y videojuegos favoritos.

Y es que este libro, Cocina friki (Cúpula, 2018) quiere ayudarnos a meternos en la piel de nuestros personajes preferidos y transportarnos a sus mundos de ficción a través de la cocina. Un original y completo recetario de platos sacados de series y películas como Harry Potter, El señor de los anillos, Juego de Tronos, Star Wars, Hannibal o Buffy Cazavampiros (entre otros), e incluso de famosos videojuegos como Minecraft.

El libro —el segundo título de Cassandra Reeder, una autora que ha arrasado en Internet con su web geekychef.com sobre recetas sacadas del mundo de la ficción— abarca todo tipo de recetas, desde bebidas con y sin alcohol a platos principales, pasando por entrantes y postres. Como, por ejemplo, este Pastel de carne y bacon, un plato inspirado en la famosa serie Juego de Tronos.

El pastel sale brevemente un par de veces en la serie. La más conocida es cuando, tras la muerte de Eddard Stark, Jon Snow intenta escalar el muro para unirse a Robb Stark. Siente mucha morriña por su casa y lo único que quiere es oír la risa de Bran, escuchar una de las historias de la Vieja Tata o que Gage, el cocinero jefe de Invernalia, le haga un pastel de carne y bacon. Así que vamos a cocinar uno de los platos que reconfortan a Jon Snow.

Pastel de carne y bacon

Para 6-8 personas

  • 450 g de estofado de carne cortado en cubos
  • Sal y pimienta negra, al gusto
  • 30 ml de aceite de oliva
  • 10 tiras de tocino de corte grueso, cortados en cubitos
  • 2 zanahorias picadas
  • 1 cebolla amarilla picada
  • 235 ml de vino tinto
  • 235 ml de caldo de carne
  • 150 g de pasas
  • 2 hojas de laurel
  • 1 g de tomillo fresco picado
  • 1 g pimienta de tierra molida
  • 1 masa de pastel doble
  • Harina para espolvorear

Precalentar el horno 170°C y sazonar la carne con sal y pimienta.

En una olla de hierro fundido, dorar la carne en el aceite de oliva hasta que tenga un buen color en ambos los lados. Retirar del fuego y reservar.

Poner el tocino en la olla y cocinar hasta que esté crujiente. Retirar el bacon con una cuchara ranurada para escurrir el aceite. Añadir las zanahorias a la grasa del tocino y saltear hasta que estén suaves; después, añadir la cebolla. Cocinar hasta que la cebolla se ablande y empiece a caramelizar.

Agregar la carne junto con el vino tinto, el caldo de carne, las pasas, las hierbas y las especias. Pasar una cuchara de madera por el fondo para incorporar los pegotes al caldo. Cubrir la olla con una la tapa y meterla en el horno durante 1 o 2 horas o hasta que la carne esté tan tierna que la puedas aplastar con un tenedor. Romper la carne en pedazos más pequeños para que absorba más salsa. Después, añadir el tocino.

Aumentar la temperatura del horno a 190ºC y extender la masa de pastel en una superficie ligeramente enharinada. Engrasar dos ramequines con una capacidad de 350 ml y forrarlos por dentro con la masa. Debe haber suficiente masa para cubrirlos. Recortar el exceso.

Con una cuchara, poner la mezcla de carne en los ramequines de manera uniforme. Extender la masa para cubrir los ramequines y cortar el exceso. Enrollarlo de nuevo si es necesario. Pellizcar los bordes del pastel para sellarlo y hacer un par de cortes en el centro para que respire.

Hornear las empanadas durante unos 25 minutos o hasta que la corteza se dore.

Pastel de carne y bacon, una receta de Juego de Tronos
80%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Pastel de carne y bacon, una receta de Juego de Tronos
Publicado el...