Uno de los mayores iconos impresionistas, Renoir, será objeto este otoño de dos importantes exposiciones: una de ellas en Barcelona (Fundación Mapfre) y otra, desde mañana martes 18 de octubre hasta el 23 de enero, en el madrileño museo Thyssen-Bornemisza, que organiza la mayor muestra retrospectiva nunca realizada en España sobre la obra de Pierre-Auguste Renoir, con más de 70 obras procedentes de diversas colecciones públicas y privadas.

Pero existe una obra emblemática de Renoir (1841-1919) que no se podrá contemplar en ninguna de estas muestras artísticas y que el cocinero Pedro Larumbe ha encontrado particularmente inspiradora para continuar con la serie de homenajes gastronómicos a grandes pintores que iniciara este verano con El Bosco: Le dejéuner des canotiers (El almuerzo de los remeros), un lienzo en el que el pintor francés sienta en torno a una mesa a algunos de sus amigos más entrañables en un almuerzo en el balcón del establecimiento Fournaise, a la luz del Sena, plasmado con un tratamiento pictórico casi táctil que rezuma cercanía, intimidad y amistad en torno al restaurante como lugar de encuentro.

Le dejéuner des canotiers, Pierre-Auguste Renoir, 1880–1881

Le dejéuner des canotiers, Pierre-Auguste Renoir, 1880–1881

Con la asesoría artística de Raquel Sáez, especialista en proyectos vinculados con el arte, Pedro Larumbe ha querido interpretar culinariamente esta obra y ha recreado sus características para ofrecer su Menú de Renoir, un tributo gastronómico al genial pintor impresionista en el que las mesas de El 38 sustituyen a la del parisino Fournaise.

JOIE DE VIVRE. El primero de los cinco pasos del menú alude a la proverbial alegría de vivir de Renoir, al eterno optimismo que transmite su pintura. Son los entrantes Joie de vivre, alegóricos de esos momentos fugaces, pero de una gran belleza, que el pintor retrata habitualmente: Vichyssoisse, Quiche de huevo de codorniz y Oporto, Sombrero de pintada y Mantequilla de anguila.

Pescado de mercado con bearnesa y verduritas

Pescado de mercado con bearnesa y verduritas

REGATA. Le sigue la Regata o segundo paso, en el que se propone elegir entre la Sopa de los remeros (caldo de col y frutos de mar) o un remedo de los bouquets —composiciones florales— que acostumbra a plasmar el pintor y que Larumbe convierte en Bouquet de Renoir, una colorida Ensalada de pato, foie, granada y canónigos.

Ensalada de pato, foie, granada y canónigos

Ensalada de pato, foie, granada y canónigos

MADAME FOURNAISE. A continuación, la que fuera mujer del propietario y cocinera del local, Madame Fournaise, permite escoger entre el Pescado de mercado con bearnesa y verduritas y el Tournedó duxelle de setas, foie y trufa, todo un alarde de la despensa de otoño.

PALETA IMPRESIONISTA. En un paréntesis, una copita de Lillet, el característico aperitivo francés, acompaña a pinceladas de quesos.

El JARDÍN DE RENOIR. Y de postre, El Jardín de Renoir: Abanico de vainilla y veladura de naranja o unas Peras Bella Helena que popularizaron los cocineros parisinos en la misma época en que Renoir remaba y pintaba en la isla fluvial de Chatou.

 

El Menú de Renoir | El 38 de Larumbe (Madrid) | Del 18 de octubre 2016 al 23 de enero de 2017 | Precio: 55€ + IVA, bodega incluida | Reservando con antelación, se puede solicitar la explicación gastro artística de Raquel Sáez

Resumen
Renoir visto por Pedro Larumbe
Título
Renoir visto por Pedro Larumbe
Descripción
En El menú de Renoir, Pedro Larumbe interpreta gastronómicamente la obra del pintor impresionista francés Le dejéuner des canotiers (El almuerzo de los remeros).
Autor