El cocinero Rodrigo de la Calle se acaba de incorporar al equipo del Hotel Villamagna (Madrid, Cinco estrellas Gran Lujo) en calidad de chef ejecutivo tanto para el Restaurante Villa Magna como para el resto de servicios gastronómicos de este hotel situado junto a la Milla de Oro madrileña, en pleno centro de la ciudad. […]

El cocinero Rodrigo de la Calle se acaba de incorporar al equipo del Hotel Villamagna (Madrid, Cinco estrellas Gran Lujo) en calidad de chef ejecutivo tanto para el Restaurante Villa Magna como para el resto de servicios gastronómicos de este hotel situado junto a la Milla de Oro madrileña, en pleno centro de la ciudad.

Rodrigo de la Calle frente a la fachada del madrileño Hotel Villamagna

De este modo, a partir del 1 de octubre su conocida línea de cocina ‘gastrobotánica’, que hasta ahora le ha valido una estrella Michelin en su restaurante homónimo de Aranjuez se traslada a una de las zonas más lujosas de la capital. Una propuesta culinaria que se caracteriza por un profundo respeto al medio ambiente que le lleva a adaptar siempre sus saludables menús a las oportunidades que brinda la propia naturaleza, utilizando productos de temporada y evitando aquellos que no son sostenibles ecológicamente.

Esta incorporación es una fuerte apuesta tanto para el hotel, que contará a tiempo completo con uno de los chefs más reconocidos del panorama nacional, como para el propio Rodrigo de la Calle, que da un importante paso en su trayectoria profesional asumiendo el reto de dirigir todos los aspectos culinarios de uno de los hoteles más exclusivos de la capital.

 Acerca de Rodrigo de la Calle

La carrera de este chef madrileño comenzó en su propia ciudad, en restaurantes como L’Hardy, Goizeko Kabi, Romesco o Lur Maitea, para continuar en La Taula del Hotel Milenio en Elche, donde conoció al biólogo y botánico Santiago Orts —director de los viveros del Huerto del Cura—, quien cambió su aproximación a la cocina descubriéndole una nueva visión del mundo vegetal y con quien sigue colaborando hoy en día. A partir de esa amistad, la cocina de Rodrigo de la Calle dio un giro de 180 grados introduciendo poco a poco sus platos vegetales y anunciando el nacimiento de la ‘gastrobotánica’.

En 2003 se incorporó al equipo de Andoni Luis Aduriz en Mugaritz (Rentería Guipúzcoa, dos estrellas Michelin y cuarto mejor restaurante del mundo); en 2004 volvió a la Comunidad Valenciana para colaborar con Paco Torreblanca y, más tarde, con Quique Dacosta en el antiguo El Poblet (hoy Restaurante Quique Dacosta, tres estrellas Michelin y número 26 entre los mejores restaurantes del mundo). Antes de inaugurar el Restaurante Rodrigo de la Calle en Aranjuez, culminó su formación con Martín Berasategui en Lasarte.

Además de una estrella Michelin y dos soles Repsol, Rodrigo de la Calle se ha hecho merecedor de importantes premios como ‘Cocinero Revelación en Madrid Fusión’, ‘Cocinero del Año según la Cámara de Comercio de Madrid’ o ‘Chef L’Avenir’ por la Academia Internacional de Gastronomía, entre otros.

 

Artículos relacionados

Así será ‘Cocina conmigo’, el nuevo programa televisivo de Rodrigo de la Calle

Homenaje a los 20 mejores chefs madrileños

Rodrigo de la Calle estrena programa televisivo con famosos

¿Cuál será el mejor plato vegetal del año?

Madrid Fusión reúne a sus diez cocineros revelación

Cuatro chefs, cuatro formas de interpretar lo mejor del cielo, mar y tierra

10 tendencias gourmet para la próxima temporada

Los cocineros españoles que estarán en Mistura 2012

¿Verde y en terraza? Rodrigo de la Calle en Aranjuez

Rodrigo de la Calle lleva su Gastrobotánica a Canarias


{jathumbnail off}